Suspendido por dopaje

DeAndre Hopkins, receptor estelar de los Cardenales

Sin goce de suelo, seis partidos

La NFL anunció la suspensión por dopaje durante seis partidos de la temporada 2022 de DeAndre Hopkins, receptor estelar de los Cardenales de Arizona.

‘DeAndre Hopkins de los ‘Arizona Cardinals’ ha sido suspendido sin goce de sueldo por los primeros seis partidos de la temporada 2022 por violar la política de la NFL sobre la mejora del rendimiento de sustancias”, compartió la liga en un comunicado.

El jugador, cinco veces seleccionado al Pro Bowl, tuvo un 2021 complicado por las lesiones que lo limitaron a estar presente en sólo diez juegos de los 17 de la temporada. Fue la primera vez en nueve años de carrera que no aparece en al menos quince partidos.

En dicha campaña, el dueño del jersey con el número diez ayudó a su equipo a colocarse con marca de ocho triunfos y dos derrotas antes de la lesión que lo obligó a operarse la rodilla.

Sin Hopkins en los últimos siete juegos de la temporada los Cardenales ganaron tres partidos y perdieron cuatro; en playoffs cayeron en el juego de comodines ante Carneros de Los Angeles.

EN RITMO

A pesar de la suspensión la NFL explicó que el receptor principal de Arizona podrá mantenerse en ritmo con su escuadra durante los campamentos de verano y podrá cumplir con la pretemporada.

‘Hopkins es elegible para participar en toda la pretemporada y las prácticas que lleva a cabo su equipo. Se le permitirá volver al roster activo de los Cardenales luego del sexto juego de la temporada regular’, informó la NFL.

La suspensión llegó después de que Hopkins dio positivo a una sustancia prohibida más un diurético o agente que enmascara e intenta diluir o adulterar la muestra tomada con el objetivo de manipular el resultado de la prueba.

El nacido en Central, Carolina del Sur, llegó a Arizona para la temporada 2020 a través de un intercambio con los Houston Texans, equipo que lo seleccionó en la primera ronda del Draft 2013.

En 26 juegos con los Cardenales, Hopkins produjo 157 recepciones para 1.979 yardas y 14 anotaciones en dos años.