Tacos de mixiote, el calvario de Lupita

Después de dar positivo en un control antidopaje, la defensa de la marchista mexicana Guadalupe González no quita el dedo del renglón para demostrar la inocencia de la atleta.

Su abogado asegura que fue después de comer tacos de mixiote y longaniza contaminados con trembola que dio positivo en el análisis.

‘El 15 de octubre la atleta y su equipo visitaron el restaurante Las Güeras después de terminar una sesión de entrenamiento en Temoaya, antes de regresar a la Ciudad México, donde ordenó dos tacos de longaniza en vez de sus habituales quesadillas. Mientras que el 16 de octubre, la atleta y su entrenador, Esteban Santos, fueron a un puesto de comida callejera cerca del Comité Olímpico donde ordenó cinco tacos’, dijo el licenciado.

Los representantes de Lupita piden al Tribunal de Arbitraje del Deporte, que reduzca o en su caso anule la sanción de cuatro años que pesa sobre la atleta: ‘Estamos esperando a que el proceso se vaya desarrollando. La prueba del polígrafo es una presentación de ella, es decir, que no vamos a decir mentiras, no vamos a falsear pruebas, y es una estrategia para su defensa’.

Lupita  González dio positivo tras una prueba aplicada el pasado 17 de octubre. Sus abogados quieren reducir la sentencia para que pueda participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *