Tanatología y planeación, enseñanza del Covid 19: FUNEZA

La pandemia de Covid 19 enseñó al mundo la importancia de la atención de la salud y la psicología mental, debido a que la gente no está preparada para un fallecimiento y por lo tanto no prepara los trámites y gastos por muerte.

La reciente experiencia enseñó que los deudos cargaron con los problemas de sus familiares, por lo que especialistas recomiendan realizar testamento, gastos funerarios y certificado de muerte anticipada, todo con la finalidad de contar con una muerte digna en lo físico, legal y administrativo.

Ante esto la asociación Funeza Servicios Funerarios presentó el canal de Podcast “Al Ritmo del Corazón” que tiene como objetivo a través de la tanatología apoyar a las familias mexicanas el proceso de la muerte.

“El cual es lo único seguro, y la gente no está preparada para ello, no lo toma en serio, esto busca ir preparando a la población a asimilar el proceso de la vejez, y sobre todo estar preparado para una muerte digna”.

La pandemia enlutó a millones de familias, por lo que se intensificó la labor de acompañamiento profesional para que los deudos afronten de la mejor manera el proceso de duelo.                                 

“Al Ritmo del Corazón” busca ser la primera plataforma de steaming en México desarrollada por el sector funerario para brindar orientación gratuita y profesional a las familias mexicanas con una filosofia de servicio integarl, accesibel y con sentido humano, comentó Erick Herrera Porcallo, CEO de FUNEZA.

Ante este reto se creó el streaming “Al Ritmo del Corazón” que  cuenta con tres Podcasts: “Abrazando al Corazón”, “Los Colores de la Vida” y “Zona de Desconfort”, los cuales buscan con un lenguaje no técnico que las personas comprendan desde distintos enfoques este proceso, y contar con las herramientas necesarias de terapia tanatológica gratuita al alcance de la población.

Este proyecto cuenta con el respaldo de distintos especialistas en tanatología, facilitadores de vida, cuentacuentos y especialistas en el ramo, quienes por medio de estrategias semanales a partir del año 2022 brindarán una mayor comprensión del proceso de duelo y la cultura de prevención funeraria.

Al respecto, la maestra Patricia Soto resaltó que este tema es un tabú debido a que la gente “tiene un temor a algo que es realidad, prefiere no tocar el tema, y esto ocasiona que la gente no pueda asimilar esto, principalmente los seres cercanos que sufren junto con la persona que está por fallecer, éste a su vez es casi imposible que acepte este proceso natural, porque tiene diversos dilemas morales y espirituales que no logró resolver, y esto ocasiona problemas en la salud mental”.

“Por eso es importante este tema, esta situación agravó con la pandemia de Covid-19, hemos participado en diversos foros y eventos para tratar el proceso y la gente generalmente lo toma a mal, de ahí que debemos tomar conciencia en esto, la salud mental, ir a terapia psicológica se considera un gasto innecesario y nada satisfactorio, a la población no le queda nada claro esta realidad que es la muerte y tarda en aceptar lo anterior”, indicó.

En tanto el doctor Román Hernández advirtió que solamente un tres por ciento en Latinoamérica se atiende el sector de la salud y psicología mental, lo que es alarmante especialmente con esta pandemia, por eso es necesario que se retome este tema, que se considera algo de poca importancia y costoso, la gente cercana al fallecido le cuesta mucho trabajo hablar de esto, diciendo comentarios como “se nos adelantó en el camino”. “colgó los tenis”, ¿por qué murió?, y esto desgraciadamente no existe.

Indicó, “por eso requerimos revertir este dilema, reconocer el valor de la tanatología, y otras especialidades en este proceso y hacerlos accesibles a la gente, de ahí la importancia de esta plataforma ahora que todo mundo cuenta con un dispositivo para hacerlo.

“Debe quedar claro que esto no es un gasto, sino un plan de prevención a futuro de algo tan natural que es la muerte, y no dejar problemas a la familia, amigos y otros, eso es importante y es necesario tomarlo en cuenta, sabemos que es más fácil festejar la vida, pero esto al igual que la muerte es algo real que debemos considerar”, agregó.

Cabe señalar, durante este año por medio de la iniciativa “Bienestar para la Comunidad” Funeza brindó acompañamiento gratuito a través de webinars abiertos a 294 mil personas que buscaron orientación profesional tanatológica, la participación de 14 mil 600 personas en las misas homenaje a sus familiares y apoyo a 500 familias con servicios funerarios gratuitos.