Taxistas colapsan, otra vez, CDMX, Mazatlán, Guadalajara, Cancún, San Luis Potosí y Veracruz; los recibe Segob

Luego de 12 horas de colapsar parte de las zonas aledañas a Paseo de la Reformas, así como del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, taxistas concesionarios de la Ciudad de México y del Estado de México se reunieron finalmente, en la Secretaría de Gobernación, con autoridades federales y locales.

Para los trabajadores del volante, dijo Ignacio Rodríguez, presidente del Movimiento Nacional Taxista (MNT) en la Ciudad de México, a partir de ahora “tenemos que apostarle a confiar una vez más en que de esas reuniones salgan una vez más, si no soluciones completas, sí aproximaciones para la solución; lo que deseamos es que haya ánimo resolutivo para poder avanzar”.
Señaló que “de momento no tienen más opción que depositar su voto de confianza en los nuevos funcionarios de gobierno con los que dialogaron”, por lo que poco antes de las 18:00 horas de ayer, los integrantes del MNT levantaron los bloqueos en el Ángel de la Independencia y la terminal 1 y 2 del Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México (AICM), tras dos horas y media de negociaciones que seguirán en los siguientes días.
Así, este martes los dirigentes del MNT se reunirán con el director general del AICM y con funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para ver los temas relacionados con ese lugar, incluida la permanencia de los operativos en contra de los autos con aplicación.
Para el viernes 16, se tiene programa una reunión con la Secretaría del Bienestar y la de Economía, para tocar el tema de los llamados Créditos a la Palabra tanto en la Ciudad de México como en los estados.

El miércoles 21 de octubre, los dirigentes del MNT dialogarán con funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México, mientras que la reunión con las autoridades del Estado de México se definirá en los siguientes días.
Y el día 28 de octubre se llevará a cabo una reunión “de avance de perspectivas, con el interés de que realmente avancen”, dijo Rodríguez Mejía

De su parte, la Secretaría de Gobernación (Segob), emitió una tarjeta informativa para informar que este lunes se instaló, en la sede de la Secretaría de Gobernación, una mesa de diálogo en seguimiento a las demandas del Movimiento Nacional Taxista.

Durante el encuentro, “se concertaron diversas reuniones con autoridades federales y locales para atender los planteamientos presentados por representantes de dicha organización”.

Se indicó que en la reunión estuvieron presentes funcionarios de la Unidad para la Atención de las Organizaciones Sociales y la Unidad de Enlace Legislativo, ambas de la Secretaría de Gobernación; y personal de las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); de la de Bienestar (Sebien); de Comunicaciones y Transportes (SCY); y de Economía (SE).

Por parte de los gobiernos locales, estuvieron representantes de las secretarías de Gobierno y de Movilidad de la Ciudad de México; y la de Movilidad del Estado de México.

“Con estas acciones la Secretaría de Gobernación reafirma su compromiso como facilitador del diálogo para avanzar en acciones concretas que permitan establecer un esquema de avance y perspectiva de trabajo”, puntualizó la Segob.

Desde las primeras horas de ayer, taxistas de los llamados “libres”, se apostaron en la zona céntrica de Paseo de la Reforma, y más tarde, casi al mediodía, en las entradas a las Terminales 1 y 2 del AICM, los taxistas de las empresas autorizadas para operar ahí, cumpliendo su advertencia de llevar a cabo una movilización masiva y colapsar a la Ciudad de México.

Ello, ante la negativa del gobierno de la capital, del Estado de México y del gobierno federal, a sus peticiones, principalmente, que se apliquen las mismas exigencias a los taxistas por aplicación, “piso parejo para todos”.

La movilización se extendió más allá de las inmediaciones de la capital del país, pues para el mediodía de este lunes, ya se les habían unido los taxistas de Cancún, Mazatlán, San Luis Potosí, Veracruz y Guadalajara.

Durante las primeras horas de la mañana, Paseo de la Reforma se vio abarrotado por unidades color blanco y rosa, en el tramo de Insurgentes hacia el Ángel de la Independencia.

Mientras que desde antes de las 12:00 horas, el paso hacia las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ya era imposible, toda vez que los taxistas permisionarios cerraron el paso, por lo que quienes ya tenían establecidos vuelos domésticos o internacionales tuvieron que caminar al menos un kilómetro sobre Circuito Interior para poder llegar a la terminal aérea.

Viaducto y Calzada Ignacio Zaragoza también se ven imposibles de transitar.

Ante esta situación, camionetas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), estuvieron apoyando a los pasajeros para trasladarlos a las terminales aéreas.

Se dijo que hubo toma de módulos al interior del AICM y que tampoco las aerolíneas cancelaron vuelos como consecuencia del cierre de vialidades.

Por la mañana, Alfonso Suárez del Real, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que desde este viernes, a las 11:00 horas, se instaló una mesa para atender las demandas de los taxistas, que se mantuvo el fin de semana.

Reiteró que podrán reunirse a la brevedad con funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de Bienestar, de la Sedatu y la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, así como representantes de la Ciudad de México para atender sus demandas.

Minimizó la presencia de taxistas capitalinos, al señalar que de los 250 vehículos estacionados en Reforma, 16 corresponden a la matrícula de la Ciudad de México, 20 de Toluca y el resto del Estado de México, así como 320 personas.

“Queremos reiterar que nosotros hemos tenido apertura al diálogo y exhortar respetuosamente al gobierno del Estado de México a atender las demandas de su gremio en el Estado de México”, dijo.

En videoconferencia, Andrés Lajous, secretario de Movilidad (Semovi), destacó que ha habido atención a las demandas de los taxistas.

Señaló que ha habido una reactivación de las ventanillas de Gobierno, después de que se suspendieran como consecuencia de la pandemia, además ha avanzado el programa de sustitución de unidades, así como el proceso de regulación de los taxis de aplicaciones.

Agregó que en el caso del programa de renovación de unidades, el año pasado fueron más de 600 unidades y para este año, pese a la pandemia, se cuentan con 420 solicitudes.

Cabe recordar que desde el pasado 5 de octubre, el Movimiento Nacional Taxista de la Ciudad de México y del Estado de México, advirtió de la movilización y señaló que las ocho exigencias estriban en “someter a los conductores y vehículos de las aplicaciones extranjeras a las mismas regulaciones que los denominados taxis libres.

“Aplazar al menos por dos años, mientras se recupera la economía de la ciudad y de ellos, la sustitución obligatoria de vehículos modelos 2010 y anteriores; así como activar el módulo de trámites porque son víctimas de extorsión por parte de funcionarios del Invea y los agentes de tránsito”.
Asimismo, que se ponga en funcionamiento de manera inmediata el Registro al Padrón de Tesorería porque en los centros de Verificación de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), las unidades están siendo objeto de multas por la falta de este trámite y la verificación extemporánea.

También, que se pongan en pausa las reformas hechas a la Ley de Movilidad durante la pandemia; que se ponga fin a los operativos porque lejos de ser preventivos, son represivos con toda la intención de favorecer a las aplicaciones extranjeras ahora que no hay suficientes pasajeros y, que se les condone el 100 por ciento de los pagos de: Revista vehicular, Cesión de derechos, Reposición de título de concesión, Baja de servicio.

Exigen además, Alta de servicio, Cajones de base de servicio de taxi, Licencia de conducir tipo “B”, Multa arbitraria de la Sedema en los verificentros por no estar en el Padrón de la Tesorería, y las multas administrativas que en todos los casos son inconstitucionales, porque violan el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Requieren se reanuden las mesas de trabajo en la Secretaría de Gobernación y que sea esta instancia federal la que sirva de enlace en todo lo que concierne a la problemática metropolitana de la Ciudad de México y el Estado de México.