Tensa calma en Wisconsin tras protestas y disturbios

KENOSHA, EU.- Una calma relativa volvió el jueves a Kenosha, Wisconsin, tras las muertes que hubo en la noche previa, mientras investigadores revelaron nuevos detalles sobre los disparos que recibió un hombre negro por parte de la policía, que reactivaron una ola de protestas sobre la injusticia racial.

El fiscal general de Wisconsin, Josh Kaul, identificó el miércoles a Rusten Sheskey como el agente blanco que disparó siete veces por la espalda de Jacob Blake después de que este abrió la puerta de su auto el domingo. Kaul dijo también que los investigadores hallaron un cuchillo en el suelo del vehículo.

El anuncio, junto al arresto de un sospechoso de 17 años acusado de homicidio por los tiroteos de la noche previa, fijaron el escenario de lo que podría ser otra noche de caos en las calles de Kenosha, a unos 60 kilómetros al sur de Milwaukee.

La onda expansiva de lo ocurrido en la ciudad, de unos 100.000 habitantes, se dejaba sentir por todo Estados Unidos, ya que los deportistas profesionales comenzaron una huelga y las protestas callejeras contra el racismo se intensificaron en otras ciudades. En la Convención Nacional Republicana, el vicepresidente Mike Pence y otros oradores exigieron “ley y orden”.

No obstante, en Kenosha, después de tres noches de disturbios -incluyendo incendios, vandalismo y tiroteos que dejaron dos muertos- la calma pareció reinar en la noche del miércoles y en la mañana del jueves.

Unos 200 manifestantes desafiaron el toque de queda y marcharon de forma pacífica por las calles de la ciudad, entonando eslóganes como “Black Lives Matter” y “sin justicia no habrá paz” en respuesta a los disparos que recibió Blake, de 29 años, en presencia de tres de sus pequeños hijos.

Los agentes del orden mantuvieron un perfil bajo y destacó la ausencia de contramanifestantes y de los grupos que operan como milicias armadas.

En las noches previas se pudo ver a civiles con rifles, uno de ellos el joven de 17 años Kyle Rittenhouse, que fue arrestado el miércoles acusado de homicidio en conexión con los eventos de la noche del martes. Rittenhouse fue arrestado en su casa de Antioch, Illinois, a unos 30 kilómetros.

Liderados por los Milwaukee Bucks, los jugadores de la NBA comenzaron una huelga en los playoffs en protesta por la injusticia racial, poniendo en peligro el resto de la temporada.

Asimismo, jugadores de la liga de béisbol MLB, de la de fútbol MLS y de la de baloncesto femenino WNBA también comenzaron huelgas, mientras que la tenista Naomi Osaka se retiró de un torneo en Ohio.

En Mineápolis, las autoridades declararon el estado de emergencia el miércoles para apaciguar las protestas provocadas por la muerte de un negro sospechoso de homicidio que, según la policía, se disparó a sí mismo. (Reuters)