Tensión migratoria por la crisis en Venezuela

PACARAIMA.- Decenas de inmigrantes venezolanos que huyeron de la miseria económica en su país desafiaron el domingo las nuevas reglas que exigen la presentación de un pasaporte válido para cruzar la frontera desde Colombia hacia Ecuador, y las autoridades parecían estar permitiendo su ingreso.

Cientos de personas desesperadas que viajaron días desde Venezuela, principalmente en autobús pero también a pie, no pudieron atravesar el puesto de control cerca del pueblo suroccidental de Ipiales por una regla establecida por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, que entró en vigor el sábado.

Asimismo, inmigrantes venezolanos temerosos hacían fila el domingo en un número menor a lo habitual para ingresar a Brasil por el único paso entre los dos países, un día después de que violentos disturbios de residentes brasileños hicieron que cientos de personas se devolvieran por la frontera.

El ejército brasileño, que está reforzando la seguridad en el puesto fronterizo de Pacaraima, dijo que 1.200 venezolanos, entre ellos mujeres y niños, huyeron a Venezuela el sábado cuando residentes reaccionaron violentamente al ataque al dueño de una tienda local.

Los airados manifestantes destruyeron tiendas de campaña, que venezolanos usaban para acampar en la calle cerca de una estación de autobuses, e incendiaron las pertenencias que los inmigrantes dejaron atrás.

El estallido social fue provocado por los graves golpes que recibió el viernes el dueño de una tienda, presuntamente de parte de cuatro presuntos inmigrantes venezolanos, dijo el gobierno estatal. Pero la policía no quiso hacer ningún comentario y aún no encontraba a los sospechosos el domingo.

Decenas de miles de venezolanos han cruzado la frontera hacia el estado de Roraima en los últimos años huyendo de la crisis económica y política en su país.

 

Paro nacional contra el Madurazo
La oposición venezolana llamó ayer al país a acatar el llamado a una huelga general mañana, en respuesta al programa de ajustes económicos del presidente Nicolás Maduro, que bautizó como el “Madurazo” y que comenzará mañana con la reconversión de la moneda nacional.

Los partidos opositores Causa Radical, Primero Justicia y Voluntad Popular, de la alianza Mesa de Unidad Democrática (MUD), alertaron que el plan de ajustes de Maduro traerá más hambre, inflación y desempleo, a pesar de que aprobó un drástico aumento de salario mínimo nacional.

La oposición estaba estudiando llamar a un paro nacional este lunes en protesta contra el “Madurazo”, pero el Gobierno lo decretó día no laborable para desmontar la protesta.

Por ello, acordaron convocar a la huelga general el martes, para responderle a Maduro con un llamado a la nación, azotada por la recesión e hiperinflación.

El programa de Maduro arranca mañana con la reconversión monetaria que le suprimirá cinco ceros a la moneda y hará circular nuevos billetes.

También incluirá un aumento a precios internacionales de la gasolina más barata del mundo, la liberación del mercado cambiario luego de 15 años del control de cambio y el anclaje de la economía a la criptomoneda petro, la cual ha sido prohibida por Estados Unidos.

Debido al feriado, los nuevos billetes solo comenzarán a circular el martes 21, cuando los bancos reabran al público.

Además, Maduro anunció el aumento del salario mínimo nacional desde los cinco millones de bolívares actuales a mil 600 bolívares soberanos, que representan 160 millones de bolívares fuertes o 30 dólares. (Reuters y AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *