Trabajamos con México contra el coronavirus, destaca Trump



WASHINGTON, EU.- El presidente estadounidense, Donald Trump, destacó este sábado los acuerdos alcanzados con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que restringen el tráfico “no esencial” por sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus.
”Hemos tenido buenas conversaciones con el primer ministro Trudeau y esta mañana con el presidente López Obrador”, detalló Trump durante la conferencia de prensa diaria en la Casa Blanca sobre los esfuerzos para contener el COVID-2019.
Trump describió como “muy buena” la conversación que sostuvo este sábado con su homólogo mexicano.
”Llegamos a acuerdos con Canadá y México sobre nuevas reglas para los viajes en la frontera norte y sur”, sentenció el gobernante este sábado, quien volvió a referirse a la pandemia del COVID-19 como “virus chino”.
La Casa Blanca aludió igualmente al diálogo entre ambos líderes e indicó que ” coincidieron en la importancia de preservar el comercio y los servicios críticos, independientemente de las restricciones de viaje”.
También este sábado, López Obrador agradeció a Trump la decisión de no cerrar totalmente la frontera entre ambos países debido a pandemia del COVID-19.
”Hablé con el presidente Donald Trump; le transmití la solidaridad de México con el pueblo y el Gobierno de los Estados Unidos. Agradecí su decisión de no cerrar la frontera”, escribió López Obrador en un mensaje de Twitter.
En un segundo mensaje, el mandatario informó de que en la llamada también trataron el tema del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).
”Le propuse acelerar la entrada en vigor del T-MEC para impulsar la recuperación económica de ambos países. Reafirmamos el compromiso de trabajar siempre juntos y, en especial, ahora que atravesamos por tiempos difíciles. Fue una plática afectuosa”, apuntó.
Los Gobiernos de México y de Estados Unidos anunciaron el viernes un acuerdo para frenar la pandemia del coronavirus mediante el cierre de la frontera común a partir de este sábado y durante 30 días para los “viajes no esenciales”, es decir los de carácter turístico o recreativo.
En cambio, la frontera seguirá abierta para el tránsito de alimentos, combustible, atención médica y medicamentos.
El canciller mexicano Marcelo Ebrard explicó que tras dos días de negociaciones entre Washington y México -especialmente con el secretario de Estado, Mike Pompeo- se acordó un serie de actividades esenciales para mantener el flujo económico en la frontera.
Entre México y Estados Unidos transitan a diario cerca de un millón de personas y se intercambian bienes y servicios por un valor de 1.700 millones de dólares. (EFE)