Trabajan en seguridad Edomex y federación

Servidores públicos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y del gobierno del Estado de México, se reunieron con el objetivo de conocer los requerimientos de recursos para la seguridad pública de esa entidad.

El encuentro forma parte de las actividades previas a la etapa de concertación de la asignación de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg).

En la reunión, Franco Fabbri Vázquez, secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y Maribel Cervantes Guerrero, secretaria de Seguridad del Estado de México, coincidieron en trabajar juntos en los proyectos que impulsa la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Maribel Cervantes Guerrero señaló que existe la voluntad de colaborar con las estrategias que se impulsan desde la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en relación con el ejercicio de los citados recursos federales.

Expresó que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, comparte plenamente la visión que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como el titular de la SSPC, Alfonso Durazo, en relación con este tema.

El FASP es un fondo presupuestal previsto en la Ley de Coordinación Fiscal, a través del cual se transfieren recursos a las entidades federativas, para dar cumplimiento a estrategias nacionales en materia de seguridad pública.

El Fortaseg es un subsidio que se otorga a los municipios para el fortalecimiento de los temas de seguridad; en ocasiones esos recursos son ejercidos por los gobiernos de los estados cuando asumen la función de seguridad pública en lugar de los municipios o coordinados con ellos.

Con el FASP y el Fortaseg se atienden las prioridades estratégicas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como aspectos de evaluación de control de confianza de los elementos operativos de las instituciones policiales municipales, capacitación y homologación policial.

Así como la mejora de las condiciones laborales de los policías, equipamiento, construcción de infraestructura, prevención del delito y conformación de bases de datos de seguridad pública, además de centros de atención de llamadas telefónicas de emergencia.

En general, se trata de apoyar la profesionalización, certificación y equipamiento de los elementos de las instituciones de seguridad pública.