Traición de la CNTE a AMLO; Peña: todo fue mentira

Les dio todo lo que pedían.

Acabó con la reforma educativa y, cual torero, se las brindó.

Los llevó al Congreso, donde tienen cuarenta diputados.

Transfirió recursos a Michoacán para que se les pagaran los adeudos de nómina y bonos y no los ha querido desalojar con el uso de la fuerza.

Y no lo hará, “porque son otros tiempos”.

-No somos iguales, ha dicho.

Pero la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no tiene palabra ni honor.

Ha incumplido todos los acuerdos y mantiene los bloqueos a las vías del tren en Michoacán, sin importarle que las pérdidas superen ya los 25 mil millones de pesos y que la economía esté paralizada.

Sus aliados cuando candidato, los maestros disidentes, hoy son sus adversaros.

Andrés Manuel López Obrador ha sido traicionado por quienes, dice, no son sus aliados electorales.

Han jugado con su gobierno.

Desalojan un día cuatro puntos, pero mantienen otro.

Es lo mismo.

Los trenes no pueden pasar, circular.

Ayer, Andrés Manuel recibió un duro golpe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que preside Luis Raúl González Pérez.

En su conferencia, informó que presentó una queja ante la CNDH por el bloqueo de las vías, contra quien resulte responsable.

-Que nos recomiende qué hacer en estos casos para no usar la fuerza. Había una costumbre de que la queja era a la autoridad, afirmó.

Hizo un llamado a la Coordinadora, disidencia del oficialista Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a quitarse las máscaras y a informar, “porque es un grupo solamente, no toda la organización”, qué sucede.

Más tarde, en Huetamo, Michoacán, Tierra Caliente, donde, dijo, se estaba calentando, les pidió no ser rebeldes sin causa y ya levantar los bloqueos.

La CNDH fue demoledora en su respuesta:

– Es positivo que se busque privilegiar otras vías sobre el uso de la fuerza, pero tal disposición no puede justificar qué, si eventualmente las instancias de gobierno determinaran la existencia de algún acto ilegal, sea permisible que las autoridades renuncien o se inhiban de cumplir con su obligación constitucional de garantizar la integridad, seguridad e intereses de las personas, así como de cumplir y aplicar la ley.

O sea, haga su trabajo y cumpla con el mandato de ley, al que juró cuando tomó protesta: cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan, o que el pueblo se lo demande.

Y añadió:

– Las autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno están obligadas a proteger y garantizar los derechos de las personas, mandato al que no pueden renunciar o pretender delegar a terceras instancias.

Esta madrugada aún no había respuesta de Andrés Manuel o de su vocero, Jesús Ramírez, pero está claro que la CNDH ha señalado las obligaciones del Estado, del gobierno, de la autoridad a las que no puede renunciar.

López Obrador o el gobernador Silvano Aureoles deben actuar, aunque tratándose de vías federales de comunicación es asunto de la Fiscalía General de la República (FGR) de Alejandro Gertz Manero, quien difícilmente contravendrá la orden de su jefe y quien lo hizo fiscal carnal por los próximos nueve años.

Ayer, López Obrador comenzó a mostrar signos de hartazgo con la Coordinadora, su aliada de siempre, pese a que él lo niega, y reiteró que no va a hacer uso de la fuerza para desalojarles de la vía.

 

Todo era mentira

El sexenio de Enrique Peña Nieto se fue a la basura.

Seis años perdidos.

Sin exagerar.

Sus reformas fueron extinguidas por Andrés Manuel.

El aeropuerto de Texcoco, obra símbolo de su gobierno, fue cancelado.

El avión faraónico, que compró Felipe Calderón para asumir el costo, está en California, EU, a la espera de ser rematado.

Y ahora, su matrimonio, se ha terminado.

Desde que se conoció su relación, siempre se supo, por colaborAadores cercanos, que era, cuando menos, extraña.

En la clase política, fifí pero chismosa y que sueña con aparecer en Hola!, se decía que la boda, para la que se declaró inexistente la de la actriz con José Alberto Castro, hermano de Verónica Castro, fue planeada y producida desde los foros de Televisa.

Todo un candidato prefabricado.

Como le gusta a la mafia del poder, dijera Andrés Manuel.

Y pus terminó el sexenio y con él el amor.

La Gaviota, personaje que le valió fama y mote a Rivera, confirmó ayer en su cuenta de twitter e Instagram, que el amor se acabó y que el divorcio es el siguiente paso.

La Casa Blanca, esa que dijo haber adquirido en 54 millones de pesos en abonos -más intereses- del generoso dueño de Grupo Higa, Juan Armando Hinojosa Cantú, el mismo que le vendió su casita de Malinalco a Luis Videgaray Caso, también en abonos chiquitos para pagar menos, y de la que era dueña presuntamente, significó el escándalo más grande del sexenio y la pérdida de confianza de los mexicanos. Corrupción, símbolo del peñanietismo.

Peña fue visto hace unos días en España con la modelo mexicana Tania Ruiz Eichelmann.

Al menos tres ocasiones mostraron públicamente las diferencias en la pareja: cuando el rey de España Felipe de Borbón visitó México en 2015; cuando Nicolás Sarkozy los recibió en Francia el mismo año, y en el Grito de Independencia de 2016, cuando en pleno balcón de Palacio Nacional, fue evidente una pelea.

La última ocasión en que aparecieron juntos públicamente, fue en los funerales de Alfredo del Mazo González, ex gobernador del Estado de México, el 11 de enero de este año.

Así termina una de las mentiras más grandes que ha vivido México, con un desenlace similar al de José López Portillo, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, por citar algunos.

 

Vámonos: Olga Sánchez Cordero hizo público ayer su departamento de 500 mil dólares -unos diez millones de devaluados, pero útiles pesos -en Houston, Texas.

Ayer, López Obrador dijo que dio la instrucción -orden- a Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública: dar click a un botón y que se vea todo de todos.

-Yo di la instrucción, para que luego no digan que fue ella, dijo.

La secretaria de Gobernación hasta tuiteó y se tomó una foto con su compañera de gabinete, para enviar señal de todo en calma.

Y es que cuando se conoció que no aparecía el depa, dijo que sí lo había reportado, pero que la Función Pública debía responder.

Esta contestó que se le informó y que, por ser copropiedad se protegían los datos del otro dueño, pero que mediante escrito podía hacerlo público y no lo hizo.

Lo cierto es que desde el principio no estaba muy convencida de presentar su declaración.

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *