Transparentar salarios de jugadores

Propuesta de Amaury Vergara, dueño de Chivas

Justo como lo hacen las Ligas de los Estados Unidos

El dueño de Chivas, Amaury Vergara, dijo que sería bueno aplicar en México el sistema de transferencias y contratos  de EU, donde se conoce el salario del jugador, pues de esta manera cada elemento podría tener mayor conciencia de lo que representa para un club firmarlo: “Definitivamente cualquiera que haya gestionado un club ha tenido en algún momento un tema contractual. Lo que admiro mucho del modelo americano es la transparencia con que comunican las cantidades y tamaños de contrato. Es un factor fundamental cómo se percibe al jugador y cómo percibe el jugador su contrato. Me gustaría que así fuera en México, que se diera a conocer. A lo mejor un jugador estaría en contra, pero sería un primer camino para transparentar y dejar claro cómo se valora”, dijo.

El directivo mexicano, quien participó en la conferencia “SIS Masters: The Last Dance, cómo construir y manejar equipos exitosos”, agregó que: “Al momento que tienes esta cultura de ocultar lo que sucede en el deporte, no hablar de la parte económica, en esos claroscuros es donde se pierde la realidad. Muchos jugadores pierden la noción de lo que puede hacer un equipo, muchos jugadores no visualizan cuánto significa un contrato de cierto tamaño para un equipo u otro. Pero si todo fuera transparente, haríamos comparaciones que ayudarían a estabilizar el modelo. Veríamos un equipo que hizo tal contrato y diríamos que locura. En Europa se habla de forma más abierta de los contratos”.

“Es área de oportunidad interesante para Latinoamérica, para transparentar cómo funciona nuestra industria y ayudar en la creación de la relación de jugadores con los clubes. Lo vimos con los Bulls, el impacto en México de ese equipo fue tremendo, la mercadotecnia de ese equipo en esa época. Me parece injusto por un lado el contrato de Pippen para lo que era, pero sí tiene que ver con cultura. Para el americano, el contrato es algo muy difícil de romper, no sólo en términos legales, sino morales, porque si rompes un contrato habla muy mal de ti como deportista y empresario”, comentó.

Es sin lugar a dudas, una medida acertada, que puede beneficiar a los empresarios, no así a los futbolistas puesto que muchos de ellos prefieren ‘navegar en la medianía’ y no comprometerse a devengar con esfuerzo cada peso de su salario.

 

NI VALORES NI IDENTIDAD

Amaury Vergara, reconoció que uno de los mayores problemas que enfrentó a su llegada al club tapatío fue que los jugadores no se sentían identificados con el club de Verde Valle, ni mucho menos adoptaban como propios los valores de la institución.

Al respecto, comentó que: “El reto más grande en los últimos años es darme cuenta que hubo una pérdida de identidad y de valores al interior, encontramos un conflicto de valores, se menciona siempre que el personaje perdió la realidad, se pierde la realidad y eso pasa en el deporte, hay tantos elementos en juego que se pierde el sentido de realidad. Una cosa es hablar de ser campeón y otra es creerlo en cultura organizacional”.

 

POTENCIAR

Dijo que aunque a todos los jugadores se les da el mismo trato, hay que saber cómo expresarse individualmente con cada uno para que puedan desarrollar al máximo sus cualidades.

“Hay que tener una línea institucional y una serie de valores del club que te permite regir a todos de la manera más justa y tener un trato lo más equitativo, pero en cuestión de detonar el talento en cada uno, sí creo que cada persona es un mundo”, aseveró.

Reconoció que un caso muy particular fue el de Adolfo Bautista, a quien su padre supo hablarle de la mejor manera para que potenciara su talento: “Sí han habido un par de jugadores, personajes, que han sido muy diferentes, uno en particular. Recuerdo muy bien a mi padre en su gestión, tener que tomar una diferente postura de liderazgo con él, una gestión distinta para poder potenciarlo y sacar lo mejor de él. Yo sí soy creyente de que hay personajes que de repente pueden estar en un equipo, que necesitan una forma distinta de trato, para que no trates de quitarle ese brillo”.

 

BRILLO DISTINTO

Agregó que: “Estas personas, cuando tienen un brillo distinto y tu quieres encajonar a un formato del jugador que crees debe tener, pues puedes hacer todo lo contrario, puedes apagar esa llama única y yo sí creo que, cualquier organización, no sólo un equipo de fútbol, cualquier empresa hay que tener la sensibilidad como líder, como gestor, como director deportivo, de entender que finalmente las organizaciones están compuestas de seres humanos y cada ser humano es un potencial ser que puede convertirse, si se le dan las herramientas, en lo mejor que podía llegar a ser”.