Triunfo y cornada de Garrido

En la alternativa del mexicano Valadez en Zaragoza, España

El diestro español no podrá actuar en Pachuca, Hidalgo

ZARAGOZA, España.- El diestro español José Garrido, quien sueña con ser consentido de México, sufrió un par de cornadas y resultó el triunfador del festejo en el que tomó la alternativa el mexicano Leo Valadez.

A su primero, de Fuente Ymbro, le cortó una oreja.

Con su segundo, toro violento de Lagunajanda, pegó muletazos de gran mérito. Fue una faena heroica la de Garrido, quien se puso en la ‘línea de fuego’ con mucha verdad ante un ‘pájaro de cuentas’ que reponía embestidas con todo su poder.

Garrido toreó con el corazón.  Fue cogido al rematar una serie con el pase de pecho. La angustia sobrecogió a la afición de la Plaza La Misericordia, cuando el toro buscó con saña al extremeño en el suelo.

Se rehízo José y regresó a la cara de su antagonista con toda la raza del mundo. Iba herido pero algunos no lo notaron pues Garrido, muy hombre –muy torero-, no hizo una sola mueca de dolor. Volvió a la cara del burel con las carnes partidas.

Fue un toma y daca ante un toro que ‘vendió muy caras’ sus embestidas y que su única intención era quitar al diestro de en medio.

José Garrido se entregó en la suerte suprema con el corazón y la raza por delante. Cortó una oreja de forma épica.

Más tarde, el parte médico de Garrido diría, en su parte medular: ‘Cornada de 15 centímetros de trayectoria en la cara interna del muslo izquierdo y una más de 8 centímetros en la pantorrilla de la misma pierna, ambas cornadas fueron intervenidas en la enfermería de la propia plaza de toros’.

Pese a que el pronóstico es ‘menos grave’, con este percance se pierde la corrida del domingo en la plaza Vicente Segura de Pachuca, Hidalgo.

El mexicano Joselito Adame, silencio y vuelta al ruedo; el también mexicano Leo Valadez quien tomó la alternativa, palmas y oreja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *