Trump, en 3 y 2… y AMLO celebra

El triunfo de los mexicanos Víctor González y Julio Urías en la Serie Mundial con los Dodgers de Los Angeles llega en el moment menos oportuno para Donald Trump.

A una semana de la elección presidencial, en la que el republicano clasista y xenófobo busca reelegirse y en la que llega abajo por al menos diez puntos en las preferencias ante el demócrata Joe Biden.

El deporte es política.

El deporte mueve masas.

Y el deporte puede ser factor de decisión.

Los mexicanos pusieron a Trump en términos beisboleros en 3 y 2.

Trump ha sido uno de los presidentes de Estados Unidos más acosadores, opresores y racistas de que se tenga memoria.

Cuando menos de los más escandalosos y xenófobos.

-Cuando México envía a su gente, no envía lo mejor, no los envía a ustedes. Están enviando gente con montones de problemas. Están trayendo drogas, están trayendo crimen, son violadores y asesinos, pero yo hablo con guardias fronterizos y eso tiene sentido común, ha dicho el güero del copete desde que comenzó su campaña en 2015.

Y lo ha repetido en esta constantemente.

En el último debate, de la semana pasada, lo reiteró.

Desde entonces, también prometió construir un muro en toda la frontera de Estados Unidos con México.

Y que los mexicanos lo pagarían.

Sí, 3 mil kilómetros, más-menos.

Hoy, cuatro años después, sólo ha levantado unos 480 kilómetros.

Y aunque justifica que es porque la naturaleza marca límites naturales, lo que hace innecesario una muralla en diversas zonas, lo cierto es que es un hablantín.

Un populista multimillonario y al mando de la nación más poderosa del mundo.

La comunidad latina en Estados Unidos y la comunidad negra serán fundamentales en la elección del martes 4 de noviembre.

 

El maltrato

Apenas ayer otro negro fue asesinado en Filadelfia.

Y se une al caso George Floyd, el más emblemático de este año, que provocó revueltas, saqueos y enfrentamientos en todo el país.

La comunidad hispana está harta de Trump.

La comunidad negra también.

Y los mexicanos, no sólo allá sino acá, de este lado del trillado muro.

 

El acoso a López Obrador

Trump impuso condiciones a Andrés Manuel López Obrador.

Lo obligó a distraer 27 mil soldados de la Guardia Nacional para cuidar la frontera sur, la ruta hacia la norte y ésta para evitar la llegada de migrantes, la mayoría centro y sudamericanos.

Lo obligó a aceptar en suelo mexicano a quienes solicitan asilo, mientras esperan respuesta.

Y todo, con la amenaza de incrementar los aranceles a los productos mexicanos.

O cuidaban la frontera y terminaba la invitación abierta que López Obrador hizo a los migrantes para venir a México, donde les ofreció hasta empleo y ayuda para llegar a la frontera, o aplicaría esos aranceles.

Y puso en riesgo hasta la firma del nuevo tratado comercial, llamado TMEC… en el que igualmente puso sus reglas.

La elección es el martes próximo.

Por eso, políticamente, el triunfo de los dos pitchers mexicanos es importante.

Por eso Andrés Manuel se colgó de inmediato de la victoria de los mexicanos. Aunque olvidó, por cierto a González, al que apenas mencionó en video.

Se concentró en Urías, al que calificó como el mejor.

Olvidó que el juego lo ganó González y lo salvó Urías.

Trump está con cuenta llena.

En 3 y 2.

El resto dependerá de los votantes.

Y de lo que hagan la comunidad latina y la negra.

A la espera del Super Tuesday o Súper Martes.

 

Vacante

A la muerte del senador de Morena Joel Molina, el escaño quedó vacante.

José Antonio Alvarez Lima es el senador titular, pero se fue becado a dirigir Canal 11, donde tiene becado al agradable John Ackerman, esposo de la tapete -así le llamaron ayer- Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública.

Si no quiere volver, se llamará a elección en Tlaxcala.

 

Vámonos: Sheinbaum, positivo.

Y eso que se cuida y se hace prueba semanal.

¿Qué será de los simples mortales?

 

albermontmex@yahoo.es      @albermontmex