Tumor necesario; calculan en 20 mil las muertes por C-19 en CDMX

Parece la única opción para arrebatar poder a Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En las elecciones intermedias de 2021 estarán en juego 15 gubernaturas, mil 63 diputados de 30 congresos locales y mil 926 alcaldías en 30 estados.

Pero la clave será, sin duda, el Congreso federal.

Se renovarán los 500 diputados.

Es ahí donde está el futuro de la segunda parte del gobierno de Andrés Manuel y su cuatro te.

Y es ahí donde la oposición, si quiere tener protagonismo, tiene que avanzar, regresar, después de ser avasallada en las presidenciales de 2018.

Por eso llama la atención el llamado de Gabriel Quadri, fracasado candidato presidencial en 2012 por Nueva Alianza, el partido del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande de América Latina, de Elba Esther Gordillo, a integrar una alianza opositora para derrotar a Morena.

Todos Unidos contra Morena.

Tumor, le llamó.

Símil de aquel movimiento al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Todos Unidos contra Madrazo, conocido como Tucom, de la elección presidencial de 2006, que gobernadores y ex gobernadores del tricolor, así como Elba Esther Gordillo, entonces poderosa dirigente magisterial, promovieron para evitar que Roberto Madrazo -por cierto, también tabasqueño y acérrimo enemigo de López Obrador- se adueñara de la candidatura presidencial.

La idea no es nueva, pero sí parece la única opción, porque la oposición está desmadejada.

El PRI no existe, está en ruinas.

Por si fuera poco, está entregado a Andrés Manuel y a Morena. Basta recordar lo que sucedió en la Cámara de Diputados al iniciar septiembre, donde la orden presidencial puso a Dulce María Sauri Riancho en la presidencia de la Mesa, ante el embate del trepador Gerardo Fernández Noroña, del Partido del Trabajo.

¿Qué exigió Morena al PRI a cambio del apoyo?

Se verá en las próximas reformas.

Alejandro Moreno Cárdenas, ex gobernador de Campeche, llegó echado para adelante a la presidencia del PRI nacional, desafiando a López Obrador, pero, conforme pasó el tiempo, se apagó, se alineó.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) nomás no pinta. Nueva Izquierda o Los Chuchos se lo acabaron. Desde que se entregaron a Enrique Peña Nieto y a su compadre, Luis Videgaray Caso, con el desleal Pacto por México, enviaron al infierno al llamado sol azteca.

Es tal su mediocridad, que hasta Jesús Zambrano es de nuevo el dirigente nacional.

Y el Partido Acción Nacional (PAN), el único que luce como el que puede dar la cara por la oposición , no podrá solo.

Necesita una alianza, un acompañante que signifique más votos.

El Tumor fue destrozado en las redes sociales.

Tanto por venir de un personaje gris y títere de Elba Esther y el PRI, como por el nombre.

Los haters -odiadores de todo lo que huela a PRI, PAN, PRD y oposición en general- de inmediato lo ligaron a un tumor, como tal.

Hubo quien en twitter aseguró que una alianza de esos tres partidos sería, efectivamente, un tumor, masa de tejido en el organismo que sufre anomalías en sus células y que tiene tendencia invasiva.

Otros, críticos de Andrés Manuel y su gobierno, opinan que un Tumor bien podría derrotar al tumor que, dicen, representa el gobierno de la cuatroté.

Quadri, quien en 2012 tuvo una actuación destacada en los debates, lo que le valió sumar puntos en las preferencias, además de recordado por sus miradas a la edecán Julia Orayén -desató un escándalo en redes por el vestido blanco utilizado, considerado poco formal para el evento político- dijo ayer que bautizó así, Tumor, a la alianza, consciente de que desataría toda clase de reacciones.

-Es, precisamente, lo que quería y el objetivo se cumplió, dijo en diversas entrevistas. Ahí están las respuestas y eso es lo importante, añadió.

Quadri ha sido un activo participante en twitter durante este gobierno pero, especialmente, en los meses recientes.

Se ha convertido en crítico y eso le ha valido seguidores y retuits importantes.

Marko Cortés, líder nacional del PAN, dijo ayer que podría darse una alianza parcial con el PRD, pero el PRI, parece, está descartado.

El proyecto opositor es arrebatar curules a Morena y a sus leales para evitar que tenga mayoría calificada, la que actualmente posee.

Pese a los errores de este gobierno y a la cada vez peor estrategia para enfrentar la epidemia de Coronavirus, que se dirige hacia más de cien mil muertos, así como el derrumbe de las finanzas y los crecientes desempleo y delincuencia, acabar con la Cuatro te no será fácil.

Dar fin a su mayoría simple será una labor prácticamente imposible, pero la calificada bien podría alcanzarse, lo que complicaría la aprobación de los proyectos de Andrés Manuel.

Esa es la clave y esa debe ser la prioridad opositora.

Tumor, tumor o Tucom (Todos Unidos contra Morena), como se llame, es la única, insisto, opción de la desunida oposición que, cual boxeador tocado por su adversario en el ring, se tambalea y camina sin rumbo sobre el cuadrilátero desde la paliza que Andrés Manuel y Morena les dieron aquel domingo 1 de julio de 2018.

 

Vámonos: En la CDMX estiman en 20 mil las muertes relacionadas con Covid-19. Casi el doble de las reportadas oficialmente.

¿Y sabe algo?

No están lejos de la realidad.

Calcule cuántos son a nivel federal, si oficialmente se reportan 73 mil.

 

albermontmex@yahoo.es            @albermontmex