Ubican otro narcocementerio en Guerrero

Calcinados y con rastros de tortura fueron localizados al menos 18 cadáveres en una barranca de la comunidad Santa Cruz, municipio Copanatoyac, estado de Guerrero.

De acuerdo a las autoridades locales y federales, este lugar es catalogado como un cementerio clandestino o un tiradero de cadáveres.

De acuerdo a Juan Jiménez Romero, fiscal regional, informó que el hallazgo se logró luego de que vecinos alertaron sobre los hechos.

Expertos en antropología forense y peritos en diversa materias hasta ayer habían rescatado seis cuerpos calcinados y ocho osamentas.

Por la tarde de ayer se ubican restos de otras personas y por tal se presumen la lista podría llegar a cuan do menos 18.

La barranca de Santa Cruz tiene una profundidad mayor a los 400 metros, razón por la que descubrir y rescatar cadáveres significa un gran trabajo.

Las autoridades dejaron en el fondo de la barranca dos cadáveres más que no pudieron rescatar debido a lo accidentado del barranco.

Los trabajos continuaron hasta ayer y se espera que hoy martes se tenga un diagnostico aún más completo sobre la zona.

Respecto a los cuerpos y osamenta encontrados ya fueron llevadas al Servicio Médico Forense de Chilpancingo, para tratar de identificarlos.

Se estima que estas personas son víctimas de la batalla sangrienta que libran grupos antagónicos del crimen organizado, particularmente su vertiente de narcotráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *