Un año de AMLO y su 4T… con la militarización

Andrés Manuel López Obrador cumple siete meses en la Presidencia y un año en el gobierno, porque desde el 1 de julio comenzó a tomar decisiones, con la militarización formal del país.

Con la entrada en operación de la Guardia Nacional, el Ejército toma el control de la seguridad.

Y aunque a la Cuarta Transformación le quedan cinco años aún, es la última apuesta en materia de seguridad.

No hay otra opción.

Porque la capacitación de los cuerpos de seguridad en el país, lo que prometió Andrés Manuel en campaña, y regresar a los militares a sus cuarteles es hoy poco viable.

Ayer, en las benditas redes sociales, fue trending topic, más por la promesa incumplida que por el uso de la milicia contra el crimen, porque los mexicanos están conscientes de que no hay, en este momento, otra opción: hay que poner un alto al crimen, desbordado.

-Está bien la economía, vamos bien en política pero tenemos como pendiente resolver el grave problema de la inseguridad y la violencia.

Ahí no podemos decir que se ha avanzado. Ahí, desgraciadamente, prevalecen las mismas condiciones que heredamos de las anteriores administraciones,justificó López al poner en marcha en el Campo Marte la operación del nuevo grupo.

Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad, fue más soñador:

-La Guardia marcará el inicio del fin de la violencia en nuestro país. Con toda responsabilidad podemos decir que los días más oscuros de la seguridad nacional quedarán en el pasado. El gran reto sigue siendo el corto plazo, porque no obstante el gran despliegue, necesitamos más elementos.

 

Tranquilos, no se aceleren

Pero Luis Rodríguez, comandante de la Guardia Nacional, fue más realista:

-De acuerdo con la magnitud de la tarea es conveniente que haya prudencia en las expectativas; sin embargo, en el mediano y largo plazo, las expectativas son del más alto nivel.

Por cierto, junio -hoy arranca julio- cerró con 2 mil 249 homicidios dolosos.

 

¿Qué celebrar?

López Obrador tiene derecho a celebrar.

Por supuesto.

Vicente Fox lo hizo después de echar al PRI de Los Pinos, tras 72 años.

Y el tabasqueño lo consiguió también y con 30.1 millones de votos.

Legitimidad y legalidad absolutas.

Por eso el bailongo en el Zócalo hoy, pero nada más.

Las metas han sido muy ambiciosas y poco reales.

Austeridad republicana y combate a la corrupción, los argumentos para recortar en todo, sin importar despidos, afectación a quienes, incluso, votaron por él; la cancelación del aeropuerto de Texcoco, el estancamiento de la economía, la escasez de medicamentos y la inseguridad disparada, es el saldo de estos siete meses.

La refinería de Dos Bocas, el rescate de Petróleos Mexicanos (Pemex), hasta hoy fallido; y el conflicto con Donald Trump son pendientes.

 

Cadena nacional que no fue cadena nacional

En la ola de decisiones a bote pronto, está la cadena nacional ordenada por la Secretaría de Gobernación el sábado.

Al estilo del PRI de su época más dura en los sesentas y setentas, la orden para los medios de comunicación electrónicos era transmitir íntegro el informe de López Obrador.

Como en Cuba, como en Venezuela, como en el México que el movimiento lopezobradorista decía combatir.

Y la presión en las redes fue tan grande, que la misma Secretaría de Gobernación emitió un boletín para dejar a ‘libre decisión’ la transmisión.

 

Otra marcha anti AMLO que fracasa

La marcha de ayer convocada por Chalecos Amarillos México y de la que se pretendieron colgar personajes como Pedro Ferriz de Con y el ex presidente Vicente Fox, nomás no cuajó.

En la CDMX hubo unos 2 mil asistentes, que recorrieron Reforma y fueron al Angel, pero un sujeto que, con una máscara de López Obrador, pretendió ser gracioso al parodiar las consultas a mano alzada para decidir si pedían que éste dejara la Presidencia y se fuera a su rancho en Palenque, echó todo a perder.

En el estrado hubo jaloneos por el micrófono, acusaciones y exigencia de disculpas, lo que terminó con el mitin.

Más participantes que en la anterior convocatoria, pero nada como para que López deje de dormir.

En Guanajuato, el fracasado Fox tuvo que dejar la marcha. Volvió.

 

Acusan a Notimex y ésta lo niega

Los ocnflictos para Sanjuana Martínez, directora de Notimex, no cesan.

Trabajadores la acusan de despidos y retención y condicionamiento de liquidaciones. Ella lo niega.

 

radiopasillo@ova.com.mx