Un mar de plástico

Abren exposición sobre excesos de este material en la vida del ser humano

Una serie de instalaciones que expone al plástico como elemento que daña al medio ambiente es lo que aborda la muestra “La deriva de un gesto post-romántico”, de Hugo Martínez-Tormo, que se inauguró en el Centro Cultural de España en México.

El artista multimedia explicó en entrevista que el objetivo de la muestra, que permanecerá hasta el 16 de junio, es dar visibilidad a una problemática como la de contaminación del medio ambiente.

Martínez-Tormo, quien ofreció una charla sobre la tecnología y los excesos del plástico en la vida del ser humano, comentó que en este caso la exposición aborda dicho material en los océanos.

“Pero sobre todo es dar visibilidad a una problemática que al fin y al cabo nos concierne a todos y a nuestro entorno, por lo que los visitantes tendrán una reflexión al salir de la sala de exposiciones”, aseguró el artista español.

Reiteró que espera que el visitante salga con una reflexión y se plantee las cosas, incluso pueda cambiar algunos actos para mejorar el entorno. “Y que las acciones que hacemos día a día, sobre todo con el uso de los plásticos, puedan tener un uso mejor”, expresó.

Destacó que dentro de la exposición hay algunas instalaciones que plantean el uso de la tecnología y en particular de las nuevas tecnologías, para exponer su uso y su funcionalidad.

La exposición tiene como objetivo generar un espacio de reflexión en torno a las problemáticas medioambientalistas a las que uno se enfrenta y vislumbrar posibles alternativas a través del arte.

“La deriva de un gesto post-romántico” es un proyecto que da visibilidad a una nueva situación socioeconómica y a la cantidad de residuos que acaban esparcidos por la costa y el territorio, al mismo tiempo que pretende despertar el interés del visitante para visualizar la magnitud de dicha contaminación.

La muestra incluye piezas como 3DsoundPrinter Plastic Bottle, que se trata de una instalación electromecánica sonora realizada con los componentes básicos de una impresora 3D deconstruida.

Otra pieza es “El cachalote”, una instalación de 10 metros de largo que reproduce los componentes y materiales que fueron ingeridos y encontrados posteriormente en el interior de un cachalote macho hallado muerto en la playa del Castell de Ferro de Granada en 2012; entre ellos están dos macetas, cinco cuerdas y un bote de detergente, entre otros objetos.

El creador, nacido en Valencia, España, en 1979, es ingeniero agrícola y licenciado en bellas artes con estudios de master en multimedia y artes visuales por la Universidad Politécnica de Valencia y en el interface Culture de Linz en Austria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *