Va Rosario Piedra, afín a Morena, a CNDH

Cuestiona oposición militancia de la hija de Rosario Ibarra y acusa fraude

Luego de dos rondas de votación, finalmente el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, logró los votos suficientes para que Rosario Piedra Ibarra fuera electa como nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por un periodo de cinco años.

Durante la sesión de ayer jueves, el pleno del Senado aprobó este nombramiento con 76 votos de los 114 senadores presentes, en lo que fue la tercera votación del tema.

Entre críticas de los senadores de oposición, que acusaron que la CNDH se convertirá en un organismo afín al gobierno federal, finalmente se lograron los votos necesarios para obtener la mayoría calificada. Ello, gracias a que dos senadores del PAN se ausentaron y varios del PRI y PRD se abstuvieron, lo que permitió obtener la mayoría calificada.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López Rabadán, aseguró que México no puede tener una presidenta a modo. “Tener una presidenta carnal, tener una presidenta subordinada en la CNDH le hará mucho daño a este país”, sentenció.

En tanto, senadores del PAN portaron una pancarta con una foto Rosario Piedra con el presidente Andrés Manuel López Obrador y criticaron que se designe en este cargo crucial a una abierta militante de Morena.

 

No me temblará la mano…

A su vez, Rosario Piedra Ibarra, quien estuvo presente en la sesión, aseguró que no le temblará la mano si es necesario emitir recomendaciones al gobierno federal y aseveró que se pondrá en los zapatos de las víctimas.

“¿Por qué me habría de temblar la mano? No titubearía, lo diría porque precisamente es por lo que he luchado siempre, no por mantener la figura de alguien”, sentenció en entrevista.

Asimismo, la hija de Rosario Ibarra de Piedra detalló que se trata de que la CNDH realmente cambie, que no sea una instancia de simulación, de comparsa de un régimen, sino de cualquier otro poder de los que hay este país y que quieren que las cosas sigan igual.

“El hecho de militar en un partido político, ser militante, también es un derecho, también es un derecho político, es un derecho humano. Yo no me voy nunca a someter a ninguna una idea partidista que fuera contraria a lo que esté en mi consciencia, siempre debo de anteponer la ética”, dijo en torno a su militancia partidista.

Piedra Ibarra rendirá protesta ante el Senado de la República en los próximos días, antes de tomar posesión de su cargo como ombudsperson el próximo 15 de noviembre.