Van por tercera dosis a población vulnerable

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) está trabajando con Pfizer Inc y Moderna Inc para que ciertas personas vulnerables reciban una tercera dosis de refuerzo de sus vacunas contra el COVID-19 para mejorar su respuesta inmunitaria, dijo el jueves la jefa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
En una rueda de prensa sobre el COVID-19 celebrada en la Casa Blanca, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, dijo que las vacunas estarían disponibles para ciertas personas con un compromiso inmunitario moderado y grave, como las receptoras de trasplantes y algunos pacientes con cáncer. Estimó que el grupo de personas vulnerables es inferior al 3% de los adultos.
“Esta medida trata de garantizar que los más vulnerables, que pueden necesitar una dosis adicional para mejorar sus respuestas biológicas a las vacunas, estén mejor protegidos contra el COVID-19”, dijo Walensky.
El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC se reunirá el viernes para debatir esta cuestión y ofrecer recomendaciones.
El doctor Anthony Fauci, máximo responsable de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, dijo que las autoridades no creen que los ancianos u otras personas no inmunodeprimidas necesiten otra dosis en este momento. Sin embargo, indicó que el gobierno evalúa a diario la necesidad de las vacunas de refuerzo.
“Creemos que tarde o temprano se necesitará un refuerzo para prolongar la protección”, dijo Fauci.
Los casos y las hospitalizaciones han aumentado en todo el país en el último mes. Algunos hospitales de Arkansas, Florida, Luisiana y Misisipi se han quedado sin camas y el brote se está extendiendo más allá del epicentro en el sur, hasta Oregón y el estado de Washington.
Países como Israel, Alemania y Chile tienen previsto o ya han empezado a administrar terceras dosis a personas mayores o vulnerables para intentar frenar la propagación de la contagiosa variante Delta del coronavirus.