Vecinos resolvieron el caso Fátima; acusan a Noroña de experto en 4T

El gobierno de Claudia Sheinbaum dirá que fue una labor de inteligencia.

Que los ciber expertos encontraron las huellas de los teléfonos celulares, que las imágenes conocidas en redes no eran las auténticas y que sólo ellos conocían la verdad desde el principio.

Pero, la neta, es que hubo negligencia, no se atendió a la familia en el Ministerio Público y se perdió tiempo, como siempre, y fueron los vecinos los que hicieron su chamba.

Omar García Harfuch fue sincero ayer a medias.

Luego de conocerse el cateo que duró horas en una casa de la calle San Felipe de Jesús, colonia del mismo nombre, en los rumbos de Tláhuac y Xochimilco, el jefe de la policía reveló que fueron los vecinos quienes dieron toda la información para identificar a la mujer que se llevó a la niña, la casa donde estuvo secuestrada y donde presuntamente fue asesinada, y a un sujeto que sería el autor del ataque sexual, el maltrato físico y el homicidio.

Así es siempre.

Si usted quiere saber la vida de alguien, pregúntele a los vecinos.

Conocen todo.

Sus horarios, sus costumbres, su estilo de vida y hasta lo que come.

 

Algo extraño

En el caso hay algo extraño.

Habrá que esperar las indagatorias, pero la información que se conoce hasta ahora muestra un enredo, algo turbio que, después de la identificación de la mujer y del presunto cómplice, se sabrá seguramente en breve.

Fátima ha conmocionado no sólo a los habitantes de la CDMX, sino a todo el país y si los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum no responden con hechos, las protestas irán en ascenso.

Con todo y el amor entre prójimos.

 

Ahora le tocó a Gerardo Fernández Noroña.

Protagonista de escándalos para exhibir a otros, ayer fue el exhibido.

Lo acusan de ser experto en 4T.

Sí, en 4Trampas: sobresueldo, nepotismo, vulgar ambicioso y mentiroso.

El diputado del Partido del Trabajo, miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) hasta que ya no pudo obtener beneficios, fue exhibido ayer en San Lázaro.

El izquierdista que bebe agua Perrier y Pellegrino –¿qué hay de otra?- y que bloquea a sus críticos en twitter cuando no le gustan las verdades, es acusado por cinco ex colaboradores y su ex novia de tener sobresueldo de 90 mil pesos mensuales y de colocar al menos a cinco familiares en la nómina.

Nepotismo barato.

Bueno, ni tanto.

Martha Angélica Ojeda Nava, La Diputada 501, como se le conoce, sorprendió ayer a todos, principalmente al altanero diputado petista quien, ¡adivinó!, la acusó de servir a la derecha para dañarlo, para golpearlo y más.

Nomás faltó que dijera que es integrante del neoliberalismo.

Y, cual chisme de vecindad, fue acusado de toda clase de tropelías.

Fernández Noroña dijo que tiene un canal de Youtube muy exitoso que genera un billete y que Martín Nolasco, quien acompañaba a Ojeda Nava en la protesta, desvió ese varo a sus cuentas personales.

-Noroña, vives del pueblo y traicionas al pueblo. Simulador, violento, mentiroso y vulgar ambicioso, decía la lona que desplegaron los quejosos.

Y éste, acostumbrado a los escándalos y a sentirse intocable, afirma que Ojeda Nava está molesta, porque no se le renovó el contrato ya que trabajó con él en la LXI Legislatura.

Pobre Cámara, que ha sido escenario de toda clase de pleitos.

Ayer, uno de pareja.

De desamor y de presunto abuso.

 

Vámonos: Y ahí va la UNAM, sumando días al paro. Más de tres meses en la prepa 9 y en Filosofía.

 

albermontmex@yahoo.es       @albermontmex