Vende Chevron la gasolina más cara en todo el país

Los precios consideran los costos de toda la cadena de valor, argumenta la gasolinera

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que del 13 al 18 de abril de este año, los precios más elevados de las gasolinas Magna y Premium se registraron en las estaciones de la marca Chevron.
Durante la conferencia matutina en la sede del Museo Naval en Veracruz, el titular de la Profeco, Francisco Ricardo Sheffield Padilla, especificó que Chevron vendió en 20.49 pesos por litro la gasolina Magna y la Premium en 22.12 pesos por litro.
En tanto, Shell fue la segunda marca más cara en la semana de referencia, con precios de 20.33 pesos para la Magna y 21.63 para la Premium. Las franquicias Pemex vendieron en promedio en 19.90 pesos por litro.
En contraste, Lodemo, La Gas y Orsan fueron las marcas más baratas en venta de gasolina Magna, con precios de 19.31, 19.36 y 19.52 pesos por litro, respectivamente; y de 20.64, 20.68 y 20.86 pesos para Premium, en ese orden.

Se defiende

Chevron explicó que el costo de los combustibles que ofrece no son por invento, sino que los precios consideran los costos de toda la cadena de valor, incluido el petróleo crudo, refinación, logística (importación, transporte, almacenamiento y distribución, entre otros), mercadotecnia, márgenes, e impuestos locales, estatales y federales.

También, dijo, implica las condiciones del mercado, la competencia y otros factores tales como la ubicación de la estación, el rendimiento, el costo de la propiedad, las instalaciones y la operación de las estaciones.

De esta forma, aclaró el por qué, según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), reportó a la marca como la “más cara” durante la semana del 12 al 18 de abril pasado.

Las estaciones de la marca Chevron se suministran actualmente con gasolina genérica importada o producida por Pemex, y mientras se construye nueva infraestructura, la empresa se ha apalancado financieramente para importar de manera directa.

No obstante lo anterior, la marca añade “su propio aditivo Techron” al combustible que comercializa, el cual ayuda a limpiar las partes críticas del motor de los vehículos, reduce los depósitos en la cámara de combustión, mejora el rendimiento y disminuye las emisiones al medio ambiente.

De ahí que, aseveró, la marca Chevron en México compite con otras marcas que enriquecen los combustibles, así como “activamente en el entorno de precios libres de los combustibles que prevén las leyes en México y es el consumidor quien al final decide qué calidad y qué experiencia desea recibir y cuánto quiere pagar por ello”.

Sostuvo que el modelo comercial permite que cada una de las empresas participantes (públicas y privadas) en cada segmento del mercado, tomen decisiones de inversión en nueva infraestructura, el establecimiento de cadenas de suministro confiables y efectivas en costos.

“La existencia de varias cadenas de suministro promueve la competencia, mejora la seguridad energética del país y trae beneficios al consumidor. Chevron Combustibles de México ha apoyado este crecimiento, apalancado financieramente dos proyectos de construcción de nueva infraestructura y está evaluando tres proyectos adicionales de almacenamiento”, afirmó.

No dejó de señalar que se trabaja para encontrar la manera más económica, confiable y eficiente de contribuir a la satisfacción de la creciente demanda de combustibles en el país y ofrecer a sus consumidores gasolinas con aditivos de calidad.