Venden sólo nueve de 27 inmuebles del narco

Le hacen el feo a depto de El Barbas

Se recaudaron 56.6 millones de 167 millones esperados 

La subasta pública de bienes inmuebles abandonados o decomisados al narcotráfico no generó demasiado interés en la ciudadanía, pues en el evento de este domingo sólo se adjudicaron 9 de los 27 inmuebles en disputa, con un monto de 56.6 millones de pesos, de 167 millones esperados.

Tras el evento que se realizó en el Centro Cultural Los Pinos, el director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Ricardo Rodríguez, explicó del total de recursos obtenidos, 51.3 millones se entregarán a municipios pobres de la Sierra de Guerrero y el resto irá al fondo para el resarcimiento del daño a las víctimas de la violencia en el país.

El funcionario federal consideró que el hecho de que la mayoría de los inmuebles que fueron subastados a martillo hayan sido propiedad de narcotraficantes no inhibió el interés en ellos, aunque 18 fueron declarados desiertos.

“Estamos en un rango normal. Fue superior a otras subastas de bienes inmuebles. No tiene mucha relación en el sentido de no venderlos”, dijo.

Agregó que estos últimos lotes se incluirán en una nueva subasta y confió en que en otra ocasión saldrán todas las propiedades a la venta.

Asimismo, el funcionario precisó que a diferencia de la subasta de vehículos que se hizo el pasado 26 de mayo, el precio de salida de estas propiedades iba de 215 mil pesos a 32 millones de pesos, lo que le da cierta peculiaridad.

Entre las propiedades que se quedaron sin ser vendidas está el departamento de lujo en un fracciónamiento de Cuernavaca, Morelos, en donde fue aprehendido el capo Arturo Beltrán Leyva, que tenía un costo de salida de 3 millones 580 mil pesos y en el que se podían ver todavía los impactos de bala en las paredes.

Las propiedades que serán vueltas a subastar están el Estado de México, Querétaro, Baja California Sur, Oaxaca, Morelos, Sonora, Quintana Roo, Colima, Baja California, Tamaulipas y Sinaloa.

El director del actual SAEB, que se convertirá en el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, concluyó que ésta subasta estuvo por arriba del promedio de subastas de bienes inmuebles. “Es decir, estamos vendiendo una cantidad y un número de bienes inmuebles que está por arriba del promedio de usualmente hemos vendido”, acotó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *