Violencia de género será motivo de despido y expulsión en la UNAM

El pleno del Consejo Universitario aprobó por unanimidad reformar la legislación universitaria, a fin de establecer que la violencia de género sea considerada causa especialmente grave de responsabilidad y que se sancionará con expulsión de alumnos o despido de profesores y trabajadores.

Durante la sesión del máximo órgano directivo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) también avaló hacer modificaciones para garantizar que exista paridad de género en la integración del Tribunal Universitario.

Al modificar los artículos 95 y 99 de su Estatuto General, para incluir la violencia de género como causa especialmente grave de responsabilidad, aplicable a todos los miembros de la Universidad, también se determinó adicionar la fracción VII al artículo 95 del Estatuto, referente a las causas especialmente graves de responsabilidad.

Con esto, se estableció que se considerará grave la comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria.

Sobre el artículo 99 del mismo ordenamiento, se amplió de uno a tres los vocales permanentes que integran el Tribunal Universitario, el cual quedaría de la siguiente manera:

El investigador o investigadora de mayor antigüedad del Consejo Interno del Instituto de Investigaciones Jurídicas;

Una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán designado por el Consejo Técnico correspondiente.

Una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, designado por el Consejo Técnico correspondiente.

En congruencia con esa reforma al Artículo 99, el Consejo Universitario conocerá la propuesta de modificación a la fracción II del Artículo 3° del Reglamento del Tribunal Universitario y de la Comisión de Honor para armonizar el enfoque de paridad.

También se planteará la propuesta de una nueva redacción a la totalidad del artículo 9 del mismo Reglamento, relativo a los medios de notificación del inicio del procedimiento a la persona remitida.

Esta reforma, considerada en el dictamen de la Comisión de Legislación Universitaria, es la primera de una serie de modificaciones que se plantearán al Consejo Universitario, con el propósito de ir adecuando la legislación de la UNAM a los requerimientos para erradicar la violencia de género en la institución.

En otro apartado, el Consejo Universitario aprobó su proyecto de Presupuesto para este año, que asciende a 46 mil 629 millones 744 mil 427 pesos, y es 0.1 por ciento ligeramente mayor en pesos constantes, al del 2019.

Los subsidios federales ascienden a 41 mil 317 millones 695 mil 427 pesos, mientras que esta casa de estudios estima obtener cinco mil 312 millones 49 mil pesos de recursos propios.

A la docencia se destinará el 61.3 por ciento del presupuesto: poco más de 28 mil 572 millones de pesos, de los cuales 78 por ciento será para la educación superior –licenciatura y posgrado– y 22 por ciento para bachillerato.

La investigación recibirá 26.2 por ciento del monto total: poco más de 12 mil millones 242 mil pesos; la extensión universitaria, ocho por ciento: tres mil 728 millones de pesos aproximadamente; y la gestión institucional, 4.5 por ciento: dos mil 85 millones de pesos.