¡Vuelven al Auditorio!

Los Tigres del Norte ofrecerán un par de conciertos el 6 y 7 de marzo en el recinto capitalino

El 6 y el 7 de marzo son los días elegidos por la banda de música regional mexicana “Los Tigres del Norte” para ofrecer sendos conciertos en el Auditorio Nacional de México, ubicado en la capital del país.

Estas actuaciones se incluirán dentro de la gira internacional “Los Jefes de Jefes” del conjunto, que comenzará el próximo 31 de enero en Texas (Estados Unidos).

Hasta el momento, los integrantes de esta banda han confirmado una decena de apariciones, entre las que se encontrarán las de Alburquerque (EE.UU.), el 1 de febrero; Ocosingo, en el estado sureño de Chiapas (México), 2 de febrero; o Raleigh, Carolina del Norte (EE.UU.), el 7 del mismo mes.

“¿Ya tienen sus boletos para los primeros ‘shows’ de la gira 2020?”, preguntaron Los Tigres del Norte en la redes sociales, animando a sus seguidores a que participen en sus conciertos.

Este grupo sigue en la promoción de su nuevo disco, “Los Tigres del Norte At Folsom Prison”, un trabajo en el que incluyen canciones como “Mi sangre prisionera”.

Este sencillo “es una versión que hicimos desde la prisión de Folsom (en California, EE.UU), para los reclusos y reclusas. Un tema bastante significativo para estas personas privadas de libertad”, relataron desde la banda en Twitter.

“Los Tigres del Norte” cuentan con más de 50 años de historia a sus espaldas, iniciando su trayectoria en 1968 en el estado norteño de Sinaloa (México), de donde proceden.

Durante estas cinco décadas sobre los escenarios han publicado 55 álbumes compuestos por más de 700 canciones, obteniendo el respaldo del público.

Una buena respuesta que se observa en la venta de unos de 30 millones de copias y en el reconocimiento con diversos galardones.

Entre ellos, 140 discos de platino, 135 de oro y uno de diamante, además de 15 nominaciones a los Latin Grammy.

Los responsables de canciones como “Somos más americanos” son muy respetados entre la comunidad hispana por ser cronistas de los migrantes y la gente común, como se observa en varios de sus trabajos. EFE