¿Y la UNAM?; AMLO apoya a Oaxaca

Tres denuncias que no llevarán a nada.

La impunidad con la que operan los delincuentes en la UNAM es alarmante. Son externos y profesionales. Y no necesita decirlo el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas.

¿Por qué se permite tal violencia con absoluta libertad para destrozar y hacer lo que se les antoje, como sucedió el jueves en Rectoría y la biblioteca?

Ese 1968 ciertamente dejó marcados al Estado y a los gobiernos, que temen aplicar la ley, pero ha sido utilizado como pretexto para permitir toda clase de abusos de encapuchados en marchas, manifestaciones y la Universidad no es la excepción.

Los dizque anarquistas -¿sabrán lo que significa?- , que controlan el tráfico de drogas en Ciudad Universitaria y tienen ocupado el auditorio Justo Sierra, llamado Che Guevara, tendrían que estar en la cárcel.

Y tanto los gobiernos federal como el local no se atreven, porque no sólo tienen pavor a ser señalados como represores sino porque no les importa.

La autonomía no significa que la Universidad Nacional sea una especie de isla o Estado dentro del Estado.

La policía puede y tiene facultad para entrar y detener a quien sea necesario.

Tan es así que lo han hecho.

El tiroteo que hubo en febrero de 2018 en las canchas de frontón con saldo de dos malandros muertos es un ejemplo de ello.

O el de 2014, cuando un elemento de la Procuraduría General de Justicia capitalina hirió a un estudiante por una presunta investigación de robo de celular.

Por supuesto, sin olvidar el asesinato de Lesvy Berlín Osorio, ocurrido en mayo de 2017, a manos de su novio.

Y las constantes detenciones de los traficantes de droga, principalmente mariguana, dentro y fuera de Ciudad Universitaria… que son liberados inmediatamente.

Y regresan a vender.

Enrique Graue Wiechers dijo que desalojaría el Justo Sierra, ocupado desde la huelga más larga en la historia de la UNAM -abril de 1999 a febrero de 2000– cuando era candidato a rector hace cuatro años.

No cumplió, además de que en el gobierno de Enrique Peña Nieto apaciguaron sus ánimos y aires renovadores, porque no querían otro Ayotzinapa, ocurrido en septiembre de 2014, un año antes de su llegada.

Hoy ha sido reelecto y el auditorio se quedará así, cuando menos hasta 2024, cuando concluye su segundo periodo haya concluido, así como el sexenio actual.

El desalojo del auditorio hoy es menos probable que nunca, porque la estrategia del nuevo gobierno es el no uso de la fuerza.

Y está claro que con esos delincuentes el diálogo, prioridad en la Cuarta Transformación, no funciona.

Las movilizaciones que ha habido en la Universidad han sido por diversas causas. Por la violencia, por el acoso a alumnas y estudiantes por parte de maestros y compañeros y por peticiones en asuntos escolares no cumplidas.

El gobierno tiene que aplicar la ley, porque la inseguridad y la movilización de grupos externos e internos son un caldo de cultivo que, de estallar, podría paralizar a la institución.

Está claro que más de uno no quiere a Graue.

 

Todo el apoyo

Oaxaca y Andrés Manuel López Obrador son amigos.

Gracias a su apoyo, ha metido el cuerpo, la fuerza, para que los proyectos aterricen, se concretarán planes de infraestructura que detonarán la actividad económica y el empleo en uno de los estados más olvidados históricamente.

Uno de éstos es el ferrocarril transístmico, que conectará a Salina Cruz con Coatzcacoalcos con una inversión de siete mil millones de pesos.

Ese corredor entre los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, Veracruz, es un proyecto de paso interoceánico semejante al Canal de Panamá.

El plan prevé infraestructura portuaria, ferroviaria, carretera y de generación y transporte de energía entre Oaxaca y Veracruz.

Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, rindió ayer su tercer informe de gobierno y, además de hacer un recuento de lo hecho en materia social, confirmó que la obra va y que ya están licitados los primeros 10 kilómetros.

Se prevé que la primera etapa esté concluida en 2022.

Proyecto integral que busca constriur parques industriales e infraestructura logística, así como el manejo y transporte de mercancía y contenedores.

Para ello, Singapur asesora.

La semana próxima arribará a Oaxaca el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

En el mundo se mueven 140 millones de contenedores y sólo Singapur moviliza 70 millones, el cincuenta por ciento.

 

Campus de la UNAM

Murat Hinojosa reveló que la UNAM tendrá un campus en Oaxaca, donde no sólo habrá investigación o especialidades, como sucede actualmente tanto en ese estado como en Morelos, Querétaro, Yucatán, Michoacán o Guanajuato.

-Se impartirán licenciaturas, que aún no se definen pero que podrían ser Medicina, Tecnología de la Información y más, dijo el mandatario.

Actualmente existe una Casa Matemática, donde se reúnen anualmente 80 matemáticos de nivel internacional.

La facultad estará en las instalaciones del Reclusorio de Ixcotel, que será desalojado porque hay una nueva prisión.

Murat Hinojosa dice que la matrícula podría ser de entre mil y mil 500 alumnos.

 

Vámonos:

Puentecito largo para la gente normal.

 

albermontmex@hotmail.com                            @albermontmex