Ya basta de acusaciones, ahora a la cárcel

Ya basta de acusaciones, ahora a la cárcel

Las declaraciones que hace el Presidente Andrés Manuel López Obrador contra las empresas que vendieron medicamentos al gobierno federal en el sexenio pasado, no son cosa ligera, son más que significativas y preocupantes porque estamos hablando de miles de millones de pesos y parece que no hay existencia del producto.

Tal vez tenga razón cuando habla que se debe acabar con la corrupción, pues aunado a ejercer con la austeridad definitivamente puede haber un mejor servicio, de eso no hay duda, pero no puede estar solo hablando de los que dañaron tanto al país, que lo saquearon y no se les castigue.

Los mexicanos están hasta la madre de tantos  funcionarios y políticos corruptos, de tantos saqueos a los estados y al país, de robarse cínicamente esos dineros del pueblo y que sigan, hoy en día paseando por otras partes del mundo como si nada.

Dice que hay resistencia de esos grupos de poder como los bautizó, que esos grupos son los que quieren seguir enriqueciéndose a costa de esos grandes contratos millonarios.

Como dato, para saber de que estamos hablando, López Obrador dijo que el año pasado el IMSS que hoy encabeza el chiapaneco, Zoé Robledo, compró alrededor de 40 mil millones de pesos en medicamentos y que hoy en día hay faltantes. Que eso es inexplicable.

Si agregamos otros 15 mil millones de pesos  que también compro el ISSSTE hoy en manos de Luis Antonio Ramírez, pues nada más entre ambos, cita el Presidente, son 55 mil millones de pesos las compras, que con eso hacían su agosto unas cuantas empresas proveedoras de medicamentos.

Porque comentó López Obrador que hay resistencia de algunas empresas, bueno porque algunas de ellas son las únicas que cuentan con determinados productos y ninguna más en México, por eso  tuvo que ceder su gobierno a perdonar a esas empresas que tienen en exclusiva esa medicina.

A decir de los que saben, esos empresarios tienen contada su carrera de proveedores al gobierno, pues López Obrador como Pablo Escobar también los está anotando en su libretita. Después vendrá el cobro de facturas, por eso hoy tuvo que dar reversa.

Ya les mando el mensaje que si es necesario licitará a nivel internacional, en reiteradas ocasiones ha dicho que de ser necesario pedirá ayuda a otros países para poder tener los medicamentos y más bajo la supervisión de la ONU con quien ya se tiene un acuerdo  para la transparencia de esas operaciones.

Esos faltantes, aunado a las múltiples quejas contra los poderosos de Hacienda que sueltan la lana, del saliente Germán Martínez, pues es lógico que cualquier director pegue de gritos. Más si en Palacio Nacional nomás no intervienen.

La llegada de Zoé Robledo le movió a López Obrador el cuadro de Gobernación, tenía un rompecabezas plenamente bien armado en esa Secretaría de Olga Sánchez Cordero y su funcionamiento desde luego que era pulcro. Su salida se reciente, desde luego, no ha si la de Tatiana Clouthier que se quiso sobreimponer a la propia ex Ministra y a penas estaban en proceso de entrega-recepción.

Sin embargo, el problema del sector Salud que dirige el doctor Jorge Alcocer, no radica solo en el abasto de medicamentos, es más de fondo, hay carencias de enfermeras, médicos, de residentes, hospitales inconclusos de años y más años vacios, sin equipar y otros funcionando al 70 y 50 por ciento. Con una mostrada inseguridad para su personal por la delincuencia en los lugares apartados y con focos rojos. Hacen grandes esfuerzos, pero no les alcanza por las grandes carencias.

Es cierto que al Presidente López Obrador le dejaron un destartalado sector, pero hoy tiene la responsabilidad de sacar adelante para atender a 80 millones de mexicanos y algo más.

A los mexicanos no les importa las acusaciones día con día, sino que el Presidente actúe, que no acuse, sino que los encarcele a todos esos saqueadores de los que habla, esos ladrones, corruptos y traidores de la patria. Esos que se enriquecieron, que vaya por ellos, que no los perdone.

El Presidente no puede ser tibio, los mexicanos quieren que encarcele a todos esos  tiburones políticos, gobernantes, servidores públicos y cómplices. A esos que diariamente habla que saquearon al país, caiga quien caiga o trátese de quien se trate. Su mensaje tiene que generar confianza pero para todos, no solo para los suyos. Porque no hacerlo, se pensaría que no existen pruebas o realmente hizo un pacto de impunidad.

APRUEBAN SECUNDARIAS SIN DESPEINARSE

Ricardo Monreal y Mario Delgado sin despeinarse lograron sacar las leyes secundarias de la Guardia Nacional. No hubo intento de la oposición panista de Mauricio Kuri y Juan Carlos Romero, con los priistas de Miguel Angel Osorio y René Juárez, qué decir del desaparecido PRD.

Nada que se parezca aquellos días cuando los escasos perredistas, que hoy la mayoría se vistieron de Morena, tomaban tribuna, cerraban el recinto para impedir sesionaran, que se apostaban por días y cerraban  las sedes del Congreso de la Unión, incluso hasta se encueraban como fue el caso de un diputado  en la reforma Energética en la época de Manlio Fabio Beltrones. Hoy no queda nada de esa resistencia de la actual oposición,  a los panistas les da “gueva” y a los priistas también. Por eso Monreal y Delgado ni se despeinaron.

PROTECCION CIVIL PREVENTIVO

El responsable de Protección Civil, David León se está adelantando a tejer con los funcionarios de los estados el programa de prevención ante desastres naturales, pues para nadie es secreto que están en puerta la temporada de huracanes que, a decir de los empresarios hoteleros y prestadores de servicios se necesita el respaldo total del gobierno federal, pero si se puede antes, como va, pues que mejor.

CANCUN SIN UBER

Si López Obrador piensa que ya acabó con la mafia del poder, bastaría que volteará los ojos a Cancún, Quintana Roo, pues  los sindicatos de taxistas simplemente no dejan entrar ese servicio UBER por aplicación. Lo más triste es que el Congreso local ordenado por el  propio gobernador, Carlos Joaquín, donde se hacen las leyes, son el principal respaldo a ese gremio, de que tamaño será el entre. Bueno, para que se dé una idea mantienen el monopolio en el aeropuerto internacional con tarifas  de 600 y 800 pesos cuando en UBER 180 pesos el mismo tramo.

Jachavez77@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *