Zaldívar Mediador

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, logró que el conjunto de ministros acordaran reducir sus ingresos en concordancia con la política de austeridad impuesta por el presidente López Obrador.

Realmente Zaldívar actuó como mediador, pues a pesar de la reducción de un 25 por ciento de sus ingresos, los 11 ministros seguirán percibiendo mayores remuneraciones que el Presidente de la Republica.

Los ingresos finales de los ministros rondaran los 200 mil pesos mensuales, más prestaciones, como la del seguro de gastos médicos mayores, ya anulada para todos los funcionarios del Poder Ejecutivo.

Además, Zaldívar logró evitar la revolución interna de los magistrados, pues estos seguirán con sus mismos sueldos para no violar la ley que impide bajar las percepciones ya pactados para un periodo de gestión.

Con lo acordado, el ministro presidente mostró que tiene temple y logró mostrar la autonomía e independencia del Poder Judicial, al sostener que los otros Poderes de la Unión no pueden incidir de manera directa en la Corte.

Este fue un primer paso, pero aún quedan otros más por dar para que las diferencias mostradas entre los poderes Ejecutivo y Judicial, en la anterior presidencia de Luis María Aguilar Morales, queden completamente borradas.

SUSURROS

Justo en medio de la mayor crisis en la distribución de combustibles que mucha irritación social ha causado, el Presidente de la Republica da la bienvenida a la polémica y la discusión.

En reciente entrevista, López Obrador dijo aceptar las diferencia de opinión y de criterio hasta hacia adentro de su propio gabinete y de los integrantes de su administración.

Puso de ejemplo el ya caduco NAIM, sobre el cual había miembros de su gabinete que se pronunciaban por continuar la obra, como Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

Quizá también llegó a la memoria del hombre de Macuspana, el rechazo público de Tatiana Clouthier al nombramiento de Manuel Bartlett Díaz como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La propia Tatiana ha manifestado sus diferencia en torno a la Guardia Nacional, principalmente porque se opone a un mando militar en la nueva estructura de vigilancia, para, al menos, establecer un mando mixto civil-militar, aunque justo en este punto el Primer Mandatario reitero, en la entrevista de marras, que es necesario el mando militar en la Guardia Nacional porque se requiere disciplina y control, según su apreciación.

Veremos cómo se resuelven estas polémicas entre el Presidente y sus adversarios y entre el Presidente y sus simpatizantes, porque realmente nadie puede ser “monedita de oro”.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *