Comparte gobierno del Edomex valores de amor al prójimo: Del Morals

POR PATRICIA RAMÍREZ

El gobierno del Estado de México comparte los valores universales del amor al prójimo, de velar por el bien de los demás, así como del cuidado de las familias, del desarrollo integral de las mujeres y de la niñez mexiquense, aseguró la secretaria de Desarrollo Social del gobierno mexiquense, Alejandra del Moral.

Agregó que por ello no existe ninguna duda en que el trabajo de la Iglesia ha sido, es y seguirá siendo fundamental para el fortalecimiento de la familia como el pilar de la sociedad, para atender con compasión a las personas vulnerables e incluirlas en el desarrollo y bienestar, para proteger a las viudas y los huérfanos, y para dar esperanza al caído, al pobre, al débil.

Am asistir con la representación del Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, a la toma de protesta del nuevo Arzobispo de Toluca, Raúl Gómez González, a quien deseó el mejor de los éxitos en este nuevo ministerio pastoral.

En presencia del Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, afirmó que está cien por ciento segura que su trabajo eclesial será de gran impacto para las familias de fe que viven en los municipios, y por ello celebró que los valores de la fe cristiana hoy sean valores universales, indispensables para todos, incluso para los más escépticos. Esos valores no son etéreos, son prácticos.

En su intervención, Del Moral Vela, manifestó que la administración que encabeza el gobernador Alfredo del Mazo se pone al servicio de las más nobles causas y le manifiesta sus deseos para el mejor desempeño de esta delicada misión pastoral.

La secretaria de Desarrollo Social reiteró que los valores que impactan en la vida cotidiana hacen que nuestra sociedad tenga esperanza de un futuro mejor, de un futuro de paz, de armonía y de bienestar sin distingos.

“Son valores que, con gusto y admiración lo digo, se observan cotidianamente en las tareas que realizan los Cardenales, los Arzobispos, los Obispos, los Sacerdotes y toda la comunidad de la Iglesia”, expresó.

En su mensaje, destacó que Aguiar Retes es un Cardenal que trabaja a ras de tierra, que se le admira porque atiende a grupos de jóvenes menos favorecidos, así como sus problemas, sus circunstancias, sus necesidades y sus dudas

“También se le admira cuando lo vemos con humildad sirviendo alimento a quienes más lo necesitan. Y es ahí cuando coincidimos, como gobierno, con los objetivos de la Iglesia, es ahí cuando podemos hacer equipo desde el ámbito de nuestra competencia institucional”, puntualizó Alejandra del Moral.

Recordó que como Secretaría de Desarrollo Social recibió la instrucción del gobernador Del Mazo Maza para atender a los mexiquenses más necesitados, para combatir la pobreza, la discriminación y llevar alivio, a través de Salario Rosa, a las familias de escasos ingresos. “Esa es la prioridad de este gobierno, y con gran pasión trabajo para cumplirla”, resaltó.

Expuso que por su capacidad para integrar a las familias, el Salario Rosa llegó para quedarse en el Estado de México, toda vez que es un programa que proyecta los valores universales del cristianismo.

Por ello, afirmó, el programa va a tener continuidad y va a trascender en el tiempo, pues, apuntó, el valor más importante de la fe cristiana es tender la mano a los más necesitados, como es la línea de trabajo del gobernador Del Mazo.

En ese marco, Alejandra del Moral aprovechó la oportunidad para felicitar a la jerarquía católica, toda vez que el próximo mes de septiembre se cumplirán 30 años del inicio de las relaciones diplomáticas con el Vaticano, y qué mejor, dijo, que se celebre en el ministerio del Papa Francisco, un latinoamericano sencillo, humilde, y cercano a la gente.

A la ceremonia asistieron también el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega; el Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas, Cardenal Felipe Arizmendi Esquivel; el Arzobispo de Tlalnepantla, Monseñor José Antonio Fernández Hurtado, y el Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica en México, Monseñor Roberto Luchini.