Crece costo de homicidio 70 por ciento; recorte a seguridad

El Índice de Paz México 2022 que dio a conocer el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) aporta información reveladora.

Y preocupante.

Aborda el impacto económico de la violencia en la economía nacional.

Compara la información entre 2015, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, y 2021, ya en el de Andrés Manuel López Obrador.

Asegura que alcanza 243 mil millones de dólares, equivalente al 20.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Confirma la absoluta y total militarización del país, pese a que Andrés Manuel prometió en campaña regresarlo a los cuarteles en cuanto asumiera. Y también que depende de la milicia para dar legitimidad a su gobierno, esa que ganó en las urnas con 31.1 millones de votos, pero que dilapidó con sus decisiones.

Desnuda cómo el gobierno morenista dejó de invertir en seguridad pública y canalizó todos los recursos hacia las fuerzas armadas.

En seguridad, la cifra es de 127.2 y en plena caída hasta 79.9, pero aumentó de 253.7 a 333.1 en gastos militares.

Es un decremento de 37 por ciento y un incremento de 31.3 por ciento, respectivamente.

Sí, es lo que dejó de invertir el gobierno de todos los niveles en la materia.

Aunque el discurso diga lo contrario.

Subraya como principal delito el homicidio, con un crecimiento de ¡69.3 por ciento! en, reitero, el impacto, en el costo.

De mil 263.3 en 2015 pasó a 2 mil 138.8 en 2021.

El impacto económico del homicidio fue de más de 875 mil millones de pesos más en 2021 en comparación con 2015, según el documento.

No paran los asesinatos, aunque en la mañanera se diga lo contrario.

Eso cuesta atender la violencia.

Esa que provocan, que generan los malandros a los que el gobierno federal, según Andrés Manuel, también se protege porque son seres humanos. Y que no fue un desliz, presume.

Pero ¿qué contempla el análisis?

-El impacto económico de la violencia se define como el gasto y la actividad económica relacionados con “contener, prevenir y afrontar las consecuencias de la violencia”. El impacto económico de la violencia se refiere al costo total (directo e indirecto) de la violencia más un multiplicador económico de paz. El costo económico de la violencia se refiere a los costos directos e indirectos de la violencia, dice el informe.

Así queda claro qué puntos contiene, todo perfectamente desglosado.

Costo, gasto en contención, prevención y solución de las consecuencias.

El costo directo se refiere al que se causa a la víctima cuando se comete el delito.

El costo indirecto es el que se produce después del hecho.

Y el multiplicador implica el grado de afectación posterior y prolongado. Encuentra el texto completo en la dirección indicedepazmexico.org Consúltelo, porque va a encontrar datos interesantes y alarmantes.

Esa es la realidad.

No el discurso de Palacio. Se va a sorprender con la información.

El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) tiene otros datos.

Vámonos: Y todavía Claudia Sheinbaum se pone a presumir la baja de delitos en la CDMX. Dice que la capital del país tiene un índice de criminalidad menor a ciudades de Estados UNidos como Nueva York, Nueva Orleans, Chicago y más. Es la carrera por el 2024 en pleno apogeo.

Es una corcholata en la lista de los destapes. Pero López Obrador ya dijo que los quiere a todos.

amontoya@ova.com.mx @albermontmex