Fácil no está a dos años de AMLO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador está muy confiado que en el 2021 su partido Morena ganará las elecciones. Es natural, nunca se escuchará a un líder decir que va a perder.

Se acuerda de Manlio Fabio Beltrones en 2016, sabía en su interior que la llevaban de perder en las 12 gubernaturas con la alianza del PAN de Ricardo Anaya con el PRD y Movimiento Ciudadano, la Casa Blanca y Ayotzinapan, no se lo perdonaban al que mandaba en Los Pinos.

El grupo de los “Tolucos” encabezado por peñistas y más, metieron la mano negra para imponer los candidatos, no hubo respeto y generó inconformidad al interior del partido, achacan a Luis Videgaray.

Manlio siempre se mantuvo en sus  declaraciones que ganarían la mayoría, el resultado final 5 para el PRI y 7 al PAN, PRD, MC. Nunca un líder habla de derrotas.

Desde luego  que es la primera vez que López Obrador  alza la voz por las elecciones venideras que han desatado en la construcción de un frente en su contra el PAN de Marko Cortés con el PRI de Alejandro Moreno “Alito” y el PRD de Jesús Zambrano para el 2021. Los chillones del Verde nada tontos se pusieron morenos.

Dicen los que saben que Morena llegó en 2018 con un potencial de votos (30 millones) envidiable para cualquier mandatario, solo se acercó el panista Vicente Fox cuando derrocaron los 70 años de gobernar del PRI.

Esa cifra les permitió ganar la mayoría en el Senado de la República que preside hoy el morenista Eduardo Ramírez y la  Cámara de Diputados de la priista Dulce María Sauri, con las alianzas del PT, Encuentro Social y después del Verde.

Sin embargo, a dos años de gobierno que se cumplen mañana, ha crecido un descontento mayúsculo en la sociedad mexicana por su forma de administrar.

Primero, en 2019 en su carrera de proyecto desarticuló el crecimiento por congelar la contratación de obras. En consecuencia se desgranaron empresas que tuvieron que recortar su planta laboral.

Si bien se aplaude el haber desnudado  la corrupción de la administración pasada del priista Enrique Peña Nieto que se involucran groseramente parte de su gabinete, Rosario Robles, Emilio Lozoya, Luis Videgaray, el finado Gerardo Ruiz Esparza, etcétera, también es cierto que se le paso la mano en apretar a justos por pecadores.

Que decir de los miles de despidos en el aparato de gobierno que afectó hasta a los que votaron por su proyecto. Claro ahora si hay enojo.

En este año, al inició cuando se habían fumado la pipa de la paz,  gobierno-empresarios y comenzarían a trabajar con magnas obras como el Tren Maya, el Interoceánico de Oaxaca-Veracruz, el nuevo aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas, brotó el COVID 19 en China y en marzo llegó a México.

Esa pandemia terminó de darle la puntilla a negocios y empresas moribundos del 2019, comenzó la afectación en el país por el cierre obligado por las medidas sanitarias implementadas por la Secretaría de Salud.

Los miles de trabajadores informales en el país perdieron todo, anote no solo los semifijos, sino meseros, taxistas, guías de turistas, chofer de peseros, transportistas y todos los que no reciben un salario fijo.

Hay enojo y hay desempleo, por eso dicen los que saben que en base a esos dos factores de enojo y desempleo, el Presidente no la tiene segura, son elecciones intermedias no presidenciales y no juega el Presidente que es la marca arrasadora.

Por eso los panistas y priistas lo saben, y si logran una buena estrategia tal vez le paguen con la misma moneda con la que perdieron en 2018, es decir capitalizar ese monstruo enojado del pueblo sabio y revirarlo en junio para arrebatarle por lo menos la mayoría de San Lázaro.

 

SONORA VERDE Y PRIMERO LA VIDA

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich respaldo el acuerdo con los municipios del Consejo estatal de Salud “Por un Sonora en Semáforo Verde” que antepone primeramente salvaguardar la vida, cuidar la salud y proteger la economía y empleos.

Desde luego que busca fortalecer con estas acciones contener los contagios y sobre todo los fallecimientos por el COVID 19.

El acuerdo es también en la creación de un mapa de Sonora Anticipa para precisamente clasificar el nivel de riesgo y con ello atender con mayor intensidad para atacar esa zona detectada. No contrapone el semáforo nacional, pues más bien contribuye a detectar esas zonas de riesgo y ocupación de camas.

Desde luego que la gobernadora  no ha dejado de llamar a la población seguir en el cuidado de estas medidas sanitarias que han permitido controlar la propagación de contagios. En consecuencia esa responsabilidad mostrada de los sonorenses, han permitido que se avance de forma positiva.

 

EL VERDE DE QR Y EL IVA DEL 8%

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín está más que contento por dos razones: la primera porque rasga en color verde el semáforo su entidad que le permitirá, primero evitar más fallecimientos y contagios, y, segundo detonar la economía, que se ha visto severamente afectada.

Y dos, porque Chetumal, capital del estado y casi casi una ciudad fantasma, donde se ubica su despacho de Gobierno, regresará el 1 de enero a ser una zona franca, es decir con IVA al 8 por ciento, gasolinas a precios bajos, ISR del 30 a 20 por ciento y en consecuencia se convierte en un atractivo para las inversiones, pues estarán exentas de impuestos. La medida hoy sin duda le dará vida y dinero a ese municipio que conduce el alcalde morenista, Otoniel Segovia.

 

Jachavez77@yahoo.com