La recuperación de la memoria

Al conocimiento adquirido que es codificado y almacenado en el cerebro por días, meses y años, se le conoce como memoria a largo plazo, y aunque existen diversos estudios acerca de las etapas de este proceso, se sabe poco de cómo la información aprendida es utilizada o recuperada.

Comprender los mecanismos fisiológicos de la recuperación de la memoria, a lo que se le conoce como recordar, podría proporcionar información útil sobre posibles blancos terapéuticos y contribuir al desarrollo de estrategias para tratar la pérdida de memoria a largo plazo, asociada a la edad o a ciertas enfermedades del sistema nervioso central.

Rocío Solís Guillén, graduada de doctorado del Departamento de Farmacobiología del Cinvestav Sede Sur, trabajó en un proyecto a fin de identificar el papel de dos receptores de serotonina en la formación de la memoria a largo plazo y en la recuperación de la misma.

La serotonina es un neurotransmisor distribuido de manera amplia en el cerebro, participa en el proceso del sueño, la conducta sexual y la memoria, entre otros, y para que cumpla con su papel en el organismo actúa sobre receptores específicos, explicó David Centurión Pacheco, adscrito al Departamento de Farmacobiología y quien también participó en la investigación.

El trabajo, publicado en la revista Behavioural Brain Research, se enfocó en dos receptores de serotonina: 5-HT1A, y 5-HT7, ambos ampliamente estudiados en procesos de formación de memoria, pero no en paradigmas de recuperación de memoria.

Los resultados obtenidos en el estudio, realizado en un modelo animal y en el cual se evaluaron diferentes dosis de fármacos para activar o bloquear a los receptores analizados, destacan que la recuperación de la memoria parece ser un proceso que requiere la activación de 5-HT1A y 5-HT7.

Lo anterior porque al activarlos hubo una mejora en recobrar la información aprendida, lo que sugiere a dichos receptores de serotonina como un posible blanco terapéutico al cual dirigir fármacos nuevos o ya existentes y con ello mejorar el tratamiento de diversos padecimientos del sistema nervioso central asociados con alteraciones en la memoria, entre ellos la enfermedad de Alzheimer y el estrés postraumático.

“Dado que hemos identificado que 5-HT1A y 5-HT7 podrían tener un papel relevante en la recuperación de la memoria, sería necesario estudiar la expresión de estos receptores a través de técnicas moleculares y también cuantificar la presencia de algunas proteínas, generadas tras su activación, en áreas estratégicas del cerebro”, señaló Rocío Solís Guillén.

Otro resultado del estudio es que la dosis administrada de triptófano, precursor en la síntesis de 5-HT y uno de los fármacos evaluados, incrementó la recuperación de la memoria. Este efecto podría deberse al aumento en los niveles de serotonina en el cerebro, aunque esta vía requiere más investigación.

En cuanto al protocolo experimental, consistió en pruebas de aprendizaje basadas en estímulos reforzadores y respuestas condicionadas para establecer la memoria de largo plazo en los animales.

Este modelo, denominado de automoldeamiento pavloviano, permite detectar cambios en la formación de la memoria provocados por algunos fármacos o el envejecimiento.

Una vez formada la memoria a largo plazo se obtuvo un porcentaje de las respuestas condicionadas de los animales, después a cada uno de los grupos en los que fue divido el estudio, con excepción del control, se les administró un fármaco, ya sea para activar o no a los receptores 5-HT1A y 5-HT7.

La disminución en el porcentaje de respuestas condicionadas, en comparación al obtenido antes de la administración de los fármacos, se interpretó como deterioro de la memoria a largo plazo; mientras que de no haber cambios o presentarse un aumento sugirió una mejora o un refuerzo de la recuperación de la memoria.

Cabe destacar que la fase experimental de este trabajo estuvo a cargo del investigador titular del Departamento de Farmacobiología del Cinvestav, Alfredo Meneses Hernández, fallecido en el 2019, y quien durante su carrera científica se dedicó a entender algunos de los mecanismos involucrados en el aprendizaje y la memoria, en especial el papel de la serotonina.

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017. Premio México de Periodismo 2013. ferfuentesmty@hotmail.com