La sucesión adelantada

Por Fernando Fuentes

El Senador Ricardo Monreal, se pone del lado de la UNAM. El zacatecano catedrático de la Facultad de Derecho, de la máxima Casa de Estudios del país, defendió a la universidad ante los severos señalamientos del presidente. Coincidentemente ayer retumbaron en el propio Senado de la República el ¡goya! y ¡huélum! por parte de la comunidad de ingenieros y arquitectos, al celebrar el Día Nacional del Ingeniero, que tradicionalmente fueron acompañados por el presidente de México, y que en esta ocasión no fue así.

Ayer mismo en la mañanera, a una pregunta de una reportera, sugirió si el senador Ricardo Monreal, podría considerarse otro candidato de Morena a la presidencia de la república, a lo que el presidente contesto: también él! No salió propiamente del presidente su propuesta, fue a una pregunta en la mañanera quizás forzada, no hubo más comentarios al respecto. Lo anterior, explica que el presidente está al tanto de las intenciones de Monreal, que todo mundo lo sabe, y no es nada nuevo.

El presidente Obrador, ha dado la señal a los suyos quienes tengan aspiraciones que lo manifiesten, pues ya no hay tapados son otros tiempos, insiste el presidente en las mañaneras, en una sucesión por la candidatura a la presidencia muy adelantada, por el propio presidente Obrador.

De ser Marcelo Ebrard Casaubóm, secretario de Relaciones Exteriores, quizás el candidato único a suceder a Obrador, el puntero en las encuestas, un día de la noche a la mañanera, el presidente mostró preferencia por Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, para sucederlo, desde entonces y en varias ocasiones le ha manifestó y mostrado su preferencia, incluso le ha levantado la mano en señal que ella es,  al grado que hoy Claudia es imagen y semejanza al presidente.

Pero un día las cosas cambiaron, al nombrar a Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco, como Secretario de Gobernación, paisano y amigo del presidente, quien le ha dado resultado a las encomiendas dadas por Obrador, a quien le manifestó su respaldo ante los diputados federales de Morena, quienes le aplaudieron, y algunos le gritaron presidente.

Así las cosas, la sucesión se ha complicado para los aspirantes para suceder a AMLO. Al presidente se le ha olvidó mencionar a Ricardo Monreal, un político experimentado y compañero de muchas batallas del hoy presidente, al grado de casi ignorarlo, dejándolo en una situación diferente.

En un momento crítico y tenso para López Obrador, la sucesión adelantada, es cada vez más complicada. Mientras tanto el país, vive momentos difíciles, como es la pobreza, desempleo y una desatada violencia en manos de la delincuencia organizada, en un país que sufre de un encono agravado.

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017. ferfeuentesmty@hotmail.com