Magnifican la violencia: AMLO; Leticia Ramírez, su amiga, a la SEP

 

 

¡Ah, bueno! No fueron 260 asesinatos el fin de semana… nomás 196.

Para Andrés Manuel López Obrador, la publicación, la difusión y la opinión sobre la violencia en Zapopan, Guanajuato, Ciudad Juárez y Tijuana

el fin de semana, cuando fueron quemados vehículos, comercios, principalmente Oxxos, y ultimados, cuando menos, doscientas personas

en todo el país es ser amarillista y magnificar los hechos.

Exagerar.

¿Y, entonces, es para aplaudir, para sonreír?

¿Qué se le dice a los hijos, por ejemplo, del locutor Alan González, de la estación Switch FM, de Ciudad Juárez, Chihuahua, asesinado sin motivo

el jueves, junto con tres de sus compañeros en una pizzería?

¿Que no magnifiquen, que no sean amarillistas?

Las dos centenas de muertes no fueron, evidentemente, sólo en Zapopan, Guanajuato, Juárez y Tijuana. Fueron en diversos puntos del país

que sí, lo siento Andrés Manuel, está incendiado.

El tabasqueño dijo en su conferencia de ayer que existe gobernabilidad y pidió a sus leales no dejarse manipular y que, aunque no tiene

pruebas, no descarta que los conservadores corruptos estén detrás de los hechos.

Un montaje.

-Vamos bien, no se dejen manipular. Es evidente, yo no sé si haya conexión o mano negra, si se haya instrumentado esto, si se haya articulado.

De lo que no tengo duda es de que nuestros opositores, los conservadores corruptos, sí ayudan en la propaganda negra.

Hay un interés de nuestros adversarios de magnificar las cosas, de hacer periodismo amarillista, sensacionalista, acusó.

Y hasta anuncia conferencia los sábados, en Palacio.

Necesaria, dice, por el vacío informativo de dos días, ya que cierra sus llamadas mañaneras los viernes.

Y como no le gusta que nadie sea más importante que él, amenaza con combatir a la delincuencia y al crimen organizado no sólo con abrazos

y no balazos, sino con esa reunión de seguridad sabatina, desde donde con café, chocolate, galletas y tamales de chipilín hará, seguramente,

temblar a los malandros.

Su gabinete de seguridad, con el que desayuna diario -Rosa Icela Rodríguez, Luis Cresencio Sandoval y Adán Augusto López- también asegura que se magnifica, que no es terrorismo, que hay gobernabilidad.

Como ha sido desde 2018, López Obrador acusa al pasado y a quienes no comulgan con él.

LETICIA, DE LA CNTE A LA SEP

Y a quienes sí lo hacen, a quienes son sus fieles, los premia.

Así con Leticia Ramírez Amaya, la nueva secretaria de Educación.

La profesora de primaria ejerció por doce años, fue dirigente en el

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y guerrera

en la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación

(CNTE). Estudió a medias Antropología Social en la Escuela Nacional de

Antropología e Historia (ENAH). Hoy atendía peticiones ciudadanas.

Es la primera ex militante de la violenta CNTE que llega a la SEP.

Vámonos:

Alejandro Moreno Cárdenas hizo dos movimientos ayer en el PRI.

Destaca la llegada de Willy Ochoa, cercano a Manlio Fabio Beltrones. Fue vicecoordinador del PRI cuando Manlio era coordinador en San Lázaro.

También secretario general en el CEN del tricolor. gobernador de Chiapas cuando Manuel Velasco se fue como senador.

Ildefonso Guajardo también se suma.

 

                                                                                                  amontoya@ova.com.mx                        @albermontmex