Abrirán Líneas 1, 2 y 3 a fines de enero de este año

Las Líneas del Metro 1, 2 y 3, afectadas por el incendio del Puesto Central de Control 1 (PCC1), el sábado 9 de enero, podrían estar en marcha a finales de enero próximo.

Mientras la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo rechazó que los trabajos para reanudar el servicio de las citadas líneas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) “tarden más del tiempo previsto”, la directora del Metro, Florencia Serranía adelantó ayer, que se estaría poniendo en marcha las líneas afectadas a finales de este mes.

“En la última semana de enero estamos proponiendo un inicio del servicio de las Líneas 1, 2 y 3;  primero la Línea 1, luego la Línea 3 y, finalmente la Línea 2, de una forma escalonada”, dijo durante la videoconferencia de prensa, y explicó que, para poder iniciar el servicio, “vamos a iniciar con un… el modo más seguro de operación y vamos a empezar con pocos trenes.

“En la última semana de enero –si todo va conforme al calendario–, podemos iniciar la operación de la Línea 1 con 10 trenes y para ello requerimos que esté listo el suministro de energía, que terminará el próximo domingo, requerimos los protocolos de operación para otorgar un servicio seguro.

“Y, además, visualizaremos la línea con un sistema de telemetría que tenemos desarrollado ya en el Sistema de Transporte Colectivo que hoy utilizamos para otras áreas del Metro, como es mantenimiento y podremos llegar en 10 días a un tablero de visualización que nos permita, no solamente por tetra, si no ya tener perfectamente visualizados los trenes y sus posiciones.

“Y adicionalmente, pues tendremos un protocolo de atención a incidentes muy específico, para garantizar que los incidentes se atiendan en el momento que ocurren, con un tiempo de atención de cinco segundos; eso es lo que estamos desarrollando en este momento”, aseguró la funcionaria, luego de dar un informe sobre los daños encontrados en el edificio del PCC1, en donde sólo el piso 6 no tuvo afectación alguna.
Asimismo, señaló que, una vez que entren en operación los 10 trenes de Línea 1, de manera escalonada se  empezará a integrar a la Línea 3m primero, por las características y la tecnología que ya se tienen ahí y de los trenes y, finalmente, la Línea 2.
Detalló que también en la Línea 3 entrarán 10 trenes, así como en la Línea 2, y en las siguientes semanas, de acuerdo al crecimiento del Puesto de Control definitivo “–que ya estamos trabajando–, pues iremos incrementando el servicio hasta llegar al puesto de control definitivo y a la operación definitiva de Línea 1, 2, 3, 4, 5 y 6”.
Las precisiones se hicieron horas después de que el dirigente del Sindicato de trabajadores del Metro, Fernando Espino, dijo que precisamente las líneas de mayor afluencia, esto es la 1, 2 y 3, podrían reabrir hasta dentro de cinco meses.

En videoconferencia de prensa, Sheinbaum Pardo aseguró que la directora del Metro, Florencia Serranía, labora “con un equipo muy competente” y con asesoría de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para reanudar el servicio en las tres líneas lo antes posible.

Dijo respetar “mucho al dirigente del sindicato del STC, pero está trabajando la directora del Metro con un equipo muy competente, para echar andar las líneas 1,2 y 3 lo antes posible y para seguir trabajando en el Proyecto Buen Tono”.

Reiteró que el proyecto Buen Tono, que consiste en la renovación del sistema electromagnético del Metro y de la Central de Control que se incendió, se presentó desde el 2019 y se tenía previsto adquirir cuatro transformadores en este año.

“Está en el informe del 2020. Para nosotros es fundamental la renovación de esta subestación del Metro y del sistema electromagnético.

“En 2019 se hizo el proyecto ejecutivo, en 2020 se realizó este túnel para la ubicación de los transformadores, y este 2021, era el inicio de la adquisición de los transformadores para su ubicación”, dijo.

Y reconoció que tras el incendio, se buscará adelantar la adquisición de los nuevos transformadores, para lo cual, aseguró, “sí hay recursos” para obtenerlos; aunque ello “se realizará por etapas”.

Aunque no descartó adelantar la adquisición, “ese es el objetivo, adelantar esta parte de la instalación, va a ser en etapas, no es que todo se pueda hacer este año, pero lo más importante es dejar una nueva instalación del metro para los siguientes 50 años.

“Hoy el Metro cumple 52 años con esta instalación y lo que queremos es justamente tener una nueva instalación de la subestación fundamental y que esté ubicada en un lugar alterno al Centro de Control. Sí hay recursos para este proyecto, pero no está licitado, porque estamos iniciando el 2021, pero sí hay recursos”, explicó.