AMLO fomenta opacidad y ocultar corrupción de su gobierno al desaparecer Inai: PRD

Es claro que lo que pretende el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la desaparición de órganos autónomos, concentrar el poder, pues el combate a la opacidad no está entre sus prioridades, aseveró el dirigente del PRD, Jesús Zambrano Grijalva.

Enfatizó que la transparencia pública gubernamental es clave dentro de la democracia, además la desaparición del INAI no debe permitirse y menos que quede en manos de la Secretaría de la Función Pública, donde su titular, Irma Sandoval, se ha visto envuelta en casos de sospecha de corrupción.

Y es que López Obrador insiste que los organismos autónomos como el Instituto Nacional de Transparencia (INAI), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) significan un gasto excesivo para su gobierno y al eliminarlos se podrían ahorrar hasta 20 mil millones de pesos.

Zambrano Grijalva hizo un llamado a defenderlos, “el INAI permite la evaluación ciudadana y obliga a los funcionarios a rendir cuentas”.

Puntualizó que López Obrador está empecinado en desaparecer, porque gracias a la ley de transparencia y al INAI se ha podido saber que el hijo de Manuel Bartlett tuvo contratos multimillonarios, que la prima del presidente es beneficiaria del erario.

También, agregó, que los golpeadores de la oposición reciben sueldos millonarios o que este gobierno utiliza la figura más opaca que existe para contratar, es decir, las adjudicaciones directas, por este tipo de ejemplos, es que le incomoda y le estorba la transparencia.

Reiteró que es claro que lo que quiere, a como dé lugar, es ocultar lo que realmente está sucediendo en su gobierno, que está resultando más corrupto que los que le antecedieron, “la desaparición del INAI sería un duro golpe a uno de los pilares de la democracia y no lo podemos permitir”.

Zambrano Grijalva aseveró que ello representa un retroceso en la lucha contra la corrupción, la transparencia y el derecho a la información.

Indicó que si bien es cierto es un gasto, pero el derecho a la información cuesta, la preservación y resguardo de datos personales de la gente, en general, mantener los instrumentos y mecanismos de una democracia madura cuesta, pero el presidente no quiere eso.

“Si en verdad desea ahorrar debe cancelar sus inviables y faraónicas obras”, expresó.