Antigua sede de Salud se convertirá en Museo Nacional

POR RITA MAGAÑA

La antigua sede de la Secretaría de Salud en la Ciudad de México se convertirá en el Museo Nacional de la Salud, el primero en su tipo en el país, con un importante componente educativo sobre principales problemas sanitarios que afectan a la población y se abordarán a través de exposiciones temáticas.

Al encabezar la primera Reunión de Líderes para el Desarrollo de Guiones Museográficos del Proyecto: Museo Nacional de la Salud, el titular de la Unidad de Análisis Económico (UAE) de esta dependencia, Marcos Cantero Cortés, informó que esta iniciativa surge de la necesidad de crear un museo que rompa los paradigmas museográficos actuales.

También, agregó que será un espacio de aprendizaje cercano a la gente sobre cómo cuidar y no perder la salud.

Subrayó que el mejor lugar para ser el centro de este nuevo proyecto es el edificio histórico de la Secretaría de Salud en Lieja número 7, un ícono de la Administración Pública Federal (APF), que deja de ser un conjunto de oficinas y se abre al público.

Ante autoridades de diversas dependencias, el titular de la UAE destacó que es necesario pasar del modelo medicalizado a la medicina preventiva.

Indicó que el museo será una vía para avanzar en ese objetivo a través de exhibiciones temporales e itinerantes para que sea accesible a las personas que lo visiten y a quienes viven fuera de la ciudad de México.

Cantero Cortés recordó que el edificio fue inaugurado el 20 de noviembre de 1929 para funciones administrativas, incluyó laboratorios donde se encuentra el Auditorio “Miguel E. Bustamante”, en marzo de 1991 fue declarado monumento artístico.

Los trabajos formales arrancaron en el histórico edificio de esta dependencia, ubicado en la calle Lieja colonia Juárez, que darán vida a este importante proyecto que se contempla abra sus puertas en el primer semestre de 2023.

El titular de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES), José Luis García Ceja, señaló que será un instrumento vivo para educar y empoderar a la población mexicana en el cuidado de su salud, en lo individual y en lo colectivo.

Detalló que el proyecto incluye la adecuación de 16 espacios o salas arquitectónicas para albergar las líneas temáticas de mayor relevancia y pertinencia conforme a la política nacional en la materia.

Desde la historia del edificio hasta la prevención, alimentación, nutrición y problemas con una carga importante de enfermedad, como diabetes e hipertensión. El contenido cambiará constantemente de acuerdo con las necesidades y la agenda pública, precisó.