Arde la mítica disco Baby’O en Acapulco. Presumen autoridades que se trató de un incendio provocado.

Presumen autoridades que se trató de un incendio provocado

ACAPULCO, GRO.- La mítica discoteca Baby’O, refugio de personalidades nacionales e internacionales desde los años 70, fue consumida por el fuego en un 60 por ciento, en una acción que habría sido provocada por criminales.

El director de Protección Civil de Acapulco, Cuauhtémoc Gayosso, informó que el incendio se registró alrededor de las 21:30 horas del miércoles.

Las versiones extraoficiales señalan que varios sujetos armados forzaron la entrada del establecimiento y, luego de someter al guardia de seguridad, rociaron gasolina y le prendieron fuego.

Otra versión señala que el incendio se habría desatado  debido a un corto-circuito.

La discoteca permanecía cerrada desde el año pasado debido a la pandemia de coronavirus.

Fue inaugurada en 1976 y se convirtió en un clásico de Acapulco ya que celebridades como Luis Miguel, Paulina Rubio, socialités y políticos lo hicieron su lugar favorito. También fue el sitio preferido de deportistas y políticos.

 

NO SUELTAN VIDEOS

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que el mismo miércoles solicitó a los representantes legales de la discoteca los videos de las cámaras de seguridad, pero hasta ayer no los había recibido.

Precisó en un comunicado que “el Ministerio Público desde el día de ayer les solicitó a los abogados de dicha empresa los videos de las cámaras de grabación en el lugar y hasta el día de hoy (ayer), no han sido entregados. También es importante mencionar que hasta este jueves se presentaron para iniciar la carpeta de investigación por el delito de daños ocasionados en el lugar, ubicado sobre la avenida Costera Miguel Alemán”.

Señaló que la Secretaría de Protección Civil y la Dirección de Servicios Periciales estarán encargadas de las investigaciones para determinar la causa del siniestro.

De antemano, no descartan ninguna línea de investigación hasta en tanto no concluyan la recabación de pruebas y los estudios periciales.

El propietario de la discoteca Eduardo Césarman confirmó que la pérdida es total y negó que haya habido amenazas o extorsión por derecho de piso.

En entrevista, el empresario admitió que le cayó por sorpresa la noticia de que su negocio fue consumido por el fuego, “porque aparte era un lugar que estaba cerrado”.

 

LARGO HISTORIAL

El legendario establecimiento fue ideado y construido en la década de los 70 por dos jóvenes emprendedores, Eduardo Césarman y Rafael Villafañe.

Abrió sus puertas justo en 1976, y desde entonces fue frecuentado por políticos, artistas, deportistas, sí como por la élite de la sociedad mexicana, entre ellos Luis Miguel, que catapultó la fama del lugar al pasar ahí gran parte de sus noches de juventud.

La discoteca, con aspecto de cueva, debe su nombre a una canción de Dean Martin.

Desde sus inicios, se convirtió en la joya de la corona de la vida nocturna acapulqueña.

Su éxito es comparable al del famoso Studio 54 en Nueva York.

El icónico antro mexicano buscaba ofrecer a las 700 personas que entraban en sus instalaciones una noche de ensueño.

Una de las tradiciones que más dieron a conocer a la discoteca fue que, a partir de cierto momento de la noche, nadie salía del lugar hasta las 6 de la mañana. Este fue uno de los motivos por los que el Baby’O se convirtió en uno de los clubes más exclusivos de México, donde los más acaudalados hacían alarde de su billetera y derramaban ríos de alcohol en sus instalaciones.

Por allí desfilaron personalidades como Michael Jordan, Sylvester Stallone, Elizabeth Taylor, Bono, Belinda, Cristian Castro, Angelique Boyer, Eiza González, entre muchos otros.

Hasta la princesa Estefanía de Mónaco desfiló por el lugar, luego de que en un primer intento le fuera impedida la entrada por presentarse en forma desaliñada.

Cuentan las historias que Luisito Rey llevaba a Luis Miguel al lugar incluso antes de que siquiera pensara en tomarse una copa –o de que tuviera edad para hacerlo–; por lo que más tarde, el Baby se convirtió en su lugar predilecto.

Un fuerte cuerpo de seguridad y hermosas mujeres eran el distintivo de la presencia de El Sol en La Cueva de la Costera Miguel Alemán, a donde llevó a Mariah Carey cuando formaban pareja.

De acuerdo con la primera temporada de la serie biográfica de Luismi producida por Netflix, el lugar aparece como el escenario del estreno de la canción “Cuando calienta el sol”. El episodio dio lugar al cameo del auténtico Sol de México a lado de Diego Boneta, quien le da vida en la ficción.