Baja la delincuencia en el Estado de México 16% en el 2020

Por la puesta en marcha de las estrategias implementadas por el gobierno del Estado de México para enfrentar a la delincuencia, aunado al trabajo en equipo con el Gobierno federal y con la participación de la sociedad, en la entidad disminuyeron los índices de delitos de alto impacto en 16 por ciento, durante el año anterior, aunque se reconoció que aún falta por hacer más en el combate al delito de extorsión.

En ese sentido, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza destacó que de acuerdo con recientes encuestas, en la entidad mejoró la percepción que la ciudadanía tiene sobre las instituciones encargadas de la seguridad y justicia.

“Gracias a la estrategia de fortalecimiento institucional y focalización de acciones, hemos contenido el crecimiento de la incidencia delictiva, disminuido la comisión de delitos y también mejorado la percepción de nuestras instituciones de seguridad y justicia.
“Este trabajo que hemos venido realizando de manera conjunta, y lo digo el día de hoy, nos ha permitido que cerremos el año 2020 con una disminución en el índice delictivo de alto impacto, una disminución del 16 por ciento en el índice de delitos de alto impacto”, recalcó al inaugurar el Edificio del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública y tomar protesta al Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

Ahí, explicó que el año pasado hubo una disminución en prácticamente todos los delitos, salvo el de extorsión, sin embargo, anticipó que su administración trabaja para erradicar éste y otros delitos que laceran a la sociedad, como el feminicidio, el cual es una prioridad a atender y prevenir.

Tras dar la bienvenida al nuevo integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, Odilón López Nava, junto con quien recorrió el nuevo edificio del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, en Metepec, apuntó que este año la entidad mexiquense enfrentará retos muy importantes en materia de seguridad, ya que las afectaciones económicas a causa de la pandemia, impactan en el empleo y en las posibilidades de desarrollo, y se traduce en un mayor riesgo de violencia y delincuencia.

De ahí que, precisó, para enfrentar a la inseguridad, el Gobierno del estado planteó una estrategia clara, con base en cuatro objetivos: construir instituciones estatales de seguridad pública más confiables y eficaces, promover la participación social en entornos seguros, impulsar el combate a la corrupción y fortalecer el sistema penitenciario.
Acompañado también por Alejandro Gómez Sánchez, fiscal General de Justicia estatal, el gobernador de la entidad indicó que el Consejo Ciudadano deberá contribuir a conducir las estrategias de seguridad dentro de un entorno de complejidad e incertidumbre, y que este año, entre sus prioridades se encuentra el combate a la violencia de género, la promoción de la denuncia ciudadana y el reconocimiento de policías, quienes, a pesar de la emergencia sanitaria, se han mantenido en su responsabilidad, protegiendo a las familias mexiquenses.
Agregó que a través del Consejo, la ciudadanía mexiquense hace escuchar su voz y transforma sus inquietudes en acciones que fortalecen la lucha contra la inseguridad, al tiempo de auxiliar al Consejo Estatal de Seguridad Pública, en el que participan los tres órdenes de Gobierno, en la planeación de acciones y la evaluación de resultados en la materia.
“El Consejo deberá contribuir, con responsabilidad y visión, a conducir las estrategias de seguridad dentro de un entorno de complejidad e incertidumbre que enfrentaremos hacia adelante. Este año, entre sus prioridades se encuentra el combate a la violencia de género, la promoción de la denuncia ciudadana, y el reconocimiento de nuestros policías”, señaló.

El mandatario mexiquense precisó que este organismo tiene la capacidad y el compromiso de consolidar el trabajo de la Secretaría de la Mujer, cuya creación, aseguró, es un paso decisivo en el fortalecimiento integral de las estrategias enfocadas en erradicar la violencia de género, en su prevención, atención y sanción de agresores.
En su mensaje, recalcó que desde el inicio de su administración, el Estado de México ha enfrentado enormes desafíos en el rubro de seguridad, que se han ido superando con esfuerzo, compromiso y unidad, mediante recursos humanos, tecnológicos y financieros para asegurar el comportamiento profesional que la ciudadanía exige de las autoridades.
Del Mazo Maza reiteró que la mayor aspiración de su Gobierno es hacer de la entidad un territorio donde se haga valer la ley, se castigue el crimen y la impunidad, para crear mejores condiciones de bienestar a las familias.
“Nuestra mayor aspiración es hacer del Estado de México un territorio donde la ley se respete, el crimen se castiga y la impunidad no se tolera. Quienes integran este Consejo son, desde hoy, corresponsables de estas metas y para quienes nos comprometimos con esta causa, su cumplimiento será una tarea permanente”, dijo.
Asimismo, destacó que para fortalecer el trabajo conjunto con el Gobierno de México, se reforzó la cantidad de elementos del Ejército, y existe una coordinación eficaz, que permite combatir las causas de la inseguridad, y responder a la demanda social en las 32 regiones en las que fue dividida la entidad, sin dejar de atender a cada uno de los 125 municipios, en especial, los 28 de atención prioritaria.
El secretario de Seguridad, Rodrigo Martínez-Celis Wogau, indicó que el trabajo que llevan a cabo los policías de esta dependencia está enfocado en tener una mejor relación y confianza con los ciudadanos, además de mejorar la preparación de los elementos, a través de capacitación y profesionalización técnica.
Sostuvo que los próximos tres años serán de grandes retos, e insistió en que se trabaja para mejorar las estrategias contra la delincuencia, estar un paso por delante y otorgar más condiciones de tranquilidad a las familias.