De TJ a Berckeley y de ahí al pancracio: ella es Thunder Rosa

19, febrero 2024

Rosa Mendoza / Ovaciones

Fotos: Omar Flores / Producción: Ulises Bravo

Nacida en Tijuana, Baja California, en una familia de cuatro mujeres, Melissa Cervantes conocida como Thunder Rosa, quien en sus inicios en el ring se presentaba con el sobrenombre de “La Mera Mera”, “Kobra Moon” y “Serpiente del mar”, es un ejemplo de una historia de vida marcada por la constancia, disciplina, determinación y superación.

Desde pequeña enfrentó dificultades económicas por lo que tuvo que combinar el estudio con el trabajo para ayudar a sus padres, ya que se dio cuenta de que la educación era su principal vía para escapar de las carencias que tenía y al mismo tiempo, siempre supo que llegaría a ser alguien importante, que ayudaría a muchas personas y que esa tan anhelada superación la estaría esperando del otro lado de la frontera.

Así, a los 17 años con el apoyo de su familia, logró mudarse a Estados Unidos para perseguir sus sueños aprendiendo primero a hablar inglés, trabajando en restaurantes, hasta que por fin aplicó a diversas universidades, siendo la de Berkeley la elegida para estudiar Ciencias Políticas, cuya carrera combinó con la labor de trabajo social.

 

 

Sin embargo, aún sentía que le faltaba un complemento a su vida como practicar un deporte, por lo que intentó jugar baloncesto, pero, después de presenciar una lucha libre, se enamoró del deporte y decidió dedicarse a ello de manera profesional, descubriendo su nueva pasión a los 27 años.

Con determinación y esfuerzo, se abrió camino en el mundo de la lucha, superando obstáculos, entre ellos discriminación entre compañeras, de los hombres y hasta de algunos “haters”.

Desde entonces, se ha destacado como una de las principales luchadoras, dedicando su tiempo no solo a su carrera en el ring, sino también a causas sociales, educativas y benéficas.

 

 

-¿Quién eres tú fuera del mundo de la lucha libre? ¿Qué actividades realizas además de ser luchadora?

– Thunder Rosa: Soy hija, hermana, pareja y madre adoptiva. Antes de dedicarme a la lucha, tenía planes de ser maestra o trabajar en servicios sociales. Siempre he sido muy ambiciosa y trabajé desde joven para ayudar a mi familia y estoy muy comprometida con el trabajo social.

-¿Cómo fue tu infancia y cómo llegaste a la Universidad de Berkeley?

 

 

-TR: Crecí en Tijuana en una familia con pocas oportunidades económicas. Mi papá trabajaba como taxista y mi mamá era ama de casa. A los 17 años, dejé todo y me fui a vivir con mi tía a Estados Unidos para estudiar en la universidad. Fue un sacrificio, pero sabía que la educación era mi salida de la pobreza.

 

Temible luchadora

-¿Cómo fue tu transición de ser estudiante universitaria a convertirte en luchadora?

-TR: Después de trabajar como activista y trabajadora social, descubrí la lucha libre a los 27 años. Siempre quise ser atleta y la lucha libre me dio esa oportunidad. Fui a clases de acrobacia, me puse en forma y me sumergí en este nuevo mundo.

 

 

-¿Cómo encontraste tu identidad como luchadora?

-TR: Después de presenciar una lucha libre y sentir una conexión inmediata con el deporte. A través de la práctica y el entrenamiento, desarrollé mi personalidad en el ring, hice todo un personaje alrededor mío, para ser una figura respetada y temida en el mundo de la lucha libre.

-¿Qué sientes al estar en el ring?

-TR: Experimento una mezcla de emociones intensas. Siento una descarga de adrenalina y una conexión profunda con el público que me impulsa a dar lo mejor de mí. También experimento una sensación de poder y control, me siento en mi elemento y que tengo la capacidad de enfrentarme a cualquier rival que se interponga en mi camino.

 

 

-¿Cómo te caracterizas para subir al ring?

-TR: Cuando me preparo para subir al ring, me sumerjo por completo en mi personaje. Me transformo en una guerrera lista para enfrentar cualquier desafío. Mi atuendo es parte fundamental de mi identidad como luchadora. Opto por colores vibrantes que reflejan mi energía y determinación, mi maquillaje es una catrina que refleja mis raíces mexicanas, con tonos que destacan mi mirada feroz, lo que me brinda una ventaja adicional ante mis oponentes.

– ¿Cuál es tu estilo al pelear en el ring?

-TR: Es una combinación del Strong Style japonés, que se caracteriza por su intensidad y enfoque en golpes contundentes. También he incorporado técnicas luchísticas estadounidenses, que aportan variedad y versatilidad. Y, por supuesto, no puedo olvidar el estilo de la lucha libre mexicana, que es parte de mi herencia cultural y que añade una dosis de espectacularidad.

 

Campeona en Tokyo

-Has logrado una serie impresionante de campeonatos a lo largo de tu carrera. ¿Podrías compartir algunos de los momentos más destacados?

 

 

-TR: En 2018 tuve el honor de convertirme en la Campeona de International Princess Champion en Tokyo Joshi Pro Wrestling, siendo la primera gaijin en lograr este título en la historia de la organización. Fue un momento especial para mí.

– Sin duda, eso fue un gran logro. ¿Qué otros momentos destacarías?

-TR: En 2022, tuve la oportunidad de enfrentarme al Dr. Britt Baker en Dynamite: St. Patricks Day Slam, donde gané el Campeonato Mundial Femenil de la AEW. Este triunfo no solo significó un logro personal, sino que también hizo historia al convertirme en la primera campeona mundial de lucha libre profesional nacida en México que compite en una promotora de Estados Unidos.

 

Su abuelo, inspiración en la lucha

– ¿Podrías hablarnos un poco sobre tu relación con tu familia?

 

 

-TR: Mi familia siempre ha sido mi mayor apoyo. Mi mamá ha sido un pilar fundamental. Al principio, cuando decidí dedicarme a la lucha libre profesional, ella estaba preocupada por los riesgos que implican, pero además no le trae buenos recuerdo porque, su papá o sea mi abuelo, murió hace algunos años de un paro cardiaco cuando acudió a ver una función de lucha libre y hasta salió en el periódico su muerte: falleció de dos a tres caídas, escribieron.

 

Causas benéficas

– ¿Cómo logras equilibrar tu carrera como luchadora con tu activismo social?

-TR: Nunca descanso. Trabajo con organizaciones sin fines de lucro, dono parte de mis ganancias y participo en eventos benéficos. Es importante para mí utilizar mi plataforma para ayudar a los demás. Una de las organizaciones que apoyo activamente es “Lucha Contra el Cáncer Infantil”, la cual se dedica a brindar apoyo a niños y familias afectadas por esta enfermedad.

 

 

– Entendemos que estás de visita en México por una causa social ¿en qué consiste?

-TR: Tengo planes de organizar una función especial a mediados de septiembre en colaboración con la Asociación de Lucha Libre de México en la Arena México, cuyas ganancias se destinarán al banco de alimentos.

-¿Qué mensaje te gustaría dejar a tus fans?

-TR: Quiero decirles que nada es imposible si trabajan duro y creen en sí mismos. Siempre mantengan la gratitud por lo que tienen y nunca se rindan.