El riesgoso mensaje oficial: mueren menos en tercera ola

Está clara la estrategia del gobierno federal.

Si cuando morían dos mil mexicanos al día no se promovía el uso del cubrebocas ni se enviaban mensajes claros desde Palacio Nacional, menos ahora que el porcentaje de muerte de quienes enferman de Covid es de apenas 2 por ciento.

Exceso de muertes, aún.

Lo ideal, que en la vida real no existe, es que nadie muriera, que la epidemia de Covid-19 y sus variantes, como Delta, la actual y más activa, estuviese controlada.

Pero eso no sucederá.

Porque es imposible en la práctica, no sólo en México sino en cualquier parte del mundo, pero también porque la estrategia del gobierno federal ha sido esa: ahorro y más ahorro.

El argumento es el combate a la corrupción, en el caso de los medicamentos, sin importar su escasez o inexistencia, y que no tiene sentido gastar en pruebas, en seguimiento de casos y en instalación de estrictos filtros en las principales puertos de entrada al país, porque de todos modos el virus va a llegar.

Andrés Manuel López Obrador lo reiteró el lunes:

-No vamos a cerrar la economía. Ya sabemos cuidarnos todos. Ya fue mucha la información que hemos recibido. No hubo medidas autoritarias, así que no podemos volver a parar.

Es un virus muy dañino. Todos hemos perdido familiares y amigos. Tenemos que cuidarnos todos, salir adelante, sin estar sometidos por la pandemia.

Quiere las clases presenciales en agosto.

Y en el Diario Oficial ayer se publicó que quienes tengan esquema completo de vacunación se van a la oficina.

Ayer, el subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez dijo que el porcentaje de letalidad de la tercera ola de Covid ronda el 2 por ciento, luego de que en la primera fue de 22 por ciento y en la segunda de 11.

-La mortalidad en México asociada con Covid-19 es 77 por ciento menor que la primera ola (julio de 2020) y 87 por ciento menor que en el punto máximo de la pandemia, en enero de este año.

-La probabilidad de que las personas enfermas terminen graves o terminen necesitando hospitalización o que fallezcan se ha reducido sustancialmente, afirmó.

En castellano claro: en la primera ola la probabilidad de morir era de 22 por ciento, mientras que en la segunda ola, en enero de 2021, era del 11 por ciento. Hoy es de 1.9 por ciento.

Y esto se debe, afirma López-Gatell, al avance en la aplicación de las vacunas.

Hasta ayer, de 79 millones 830 mil 915 dosis recibidas, se habían aplicado 61 millones 858 mil 631.

Un 77.48 por ciento de aplicación.

Y 17 millones 972 mil 284 pendientes.

HaY 24 millones 428 mil 264 mexicanos con vacunación completa.

Destaca la respuesta de los jóvenes de 18 a 29 años, sector donde esta variante ha pegado con más fuerza.

Ayer se aplicó casi un millón de vacunas, con 972 mil 941.

Esa cifra no se veía desde que al gobierno le interesaba enviar un mensaje de efectividad antes de las elecciones del 6 de junio, cuando se rebasó el millón el 4 de junio.

¿Ven cómo sí se podía?

Ese manejo electorero los dibuja igual que a los que se fueron y que todos los días critican.

 

Juárez Cisneros los reúne

René Juárez Cisneros consiguió lo que nadie ha podido en época reciente: reunir a protagonistas de los partidos políticos más importantes y generalmente no coincidentes.

El ex gobernador de Guerrero fue siempre institucional. Y así quedó demostrado ayer, en San Lázaro.

Emotiva despedida, en el pleno.

 

Vámonos: Tres años de gobierno y los homicidios, asesinatos y ejecuciones se mantienen prácticamente igual: 36 mil 579 en 2020; 36 mil 661 en 2019, y 36 mil 685 en 2018.

Y los feminicidios, incontenibles: 10.5 mujeres al día.

Todo, en cifras del gobierno federal.

 

albermontmex@yahoo.es         @albermontmex