Empate vibrante el que ofrecen Gallos y Zorros

23, enero 2023

MARCOS ARELLANO

Fotos: Mexport

La paz volvió al Corregidora, Galos y Atlas se dedicaron a jugar y olvidar la tragedia del 5 de marzo, con un partidazo que acabó en empate cardiaco de 3-­3.

Los goles de Gallos fueron de Rodrigo López, Ángel Sepulveda y Jonatan Torres, por Atlas marcaron Furch, Quiñones y Trejo.

Gallos y Atlas se vieron otra vez las caras en el estadio Corregidora, después de la irracional batalla campal que se suscitó el 5 de marzo del 2022, pero esta vez era diferente, un estadio vacío por el castigo de la Liga MX, un estadio que brilló por su tranquilidad y que dio paso meramente al futbol dentro de la cancha, ambos equipos salieron a jugar, salieron a ganar, salieron a dar espectáculo que es de lo que se trata realmente el futbol.

Ya en las acciones del partido fueron los Gallos quienes tuvieron la primera clara de Gol, José Zúñiga ganó por velocidad y al enfrentar a Camilo Vargas estrelló su remate en la humanidad del colombiano dejando ir la primera del partido.

El clásico “autosaboteo” de Gallos casi se cumplía otra vez, Barbieri y Rojas se hicieron bolas y Furch robó el balón para dejar solo a Quiñones quien solo tenía que empujar el balón a la red pero su definición acabó estrellándose en el poste, se la perdieron los rojinegros. Una jugada dentro del área en la que Gallos generó peligro acabó pegando el balón en la mano de Nervo y tras revisar el VAR, el árbitro señaló la pena máxima. El experimentado Pablo Barrera tomó el balón pero su disparo se fue al poste y se perdió la gran oportunidad de irse al frente, vaya malaria de los Gallos que siguen sin anotar en el torneo.

No pasó ni un minuto y los Rojinegros abrieron el marcador a través de Julio Furch, un desborde por la banda derecha que acabó en centro al área y Furch se tendió de palomita para meter el primero del partido, 0­1 ya ganaban los visitantes, se cumplió el dicho, “Gol fallado, gol en contra”. El Gallo parecía que solo a través del pelotazo quería ganar algo arriba sin ningún éxito. Pero un buen robo de Madueña asistió a Rodrigo López y desde afuera del área la puso en el rincón para igualar 1­1 el marcador, nada pudo hacer Camilo Vargas. Primer gol del torneo de los Gallos.

El partido estaba ida y vuelta pero el Atlas aprovechó un tiro de esquina, la premisa dice que doble toque en el área es gol, y así fue, Ozziel Herrera tocó el balón y Quiñones solamente empujó, nuevamente el Atlas tomaba la ventaja 1­-2.

Los Gallos tuvieron mucha fortuna pese al pobre nivel futbolístico, otro penal a favor tras un disparo de Rivera que pegó en la mano de Rocha, esta vez Sepúlveda fue el encargado de cobrarlo y engañó de forma excelsa a Vargas para marcar el 2­2, tras el gol se silbó el final del primer tiempo. Con cuatro goles marcados en la primer aparte, el segundo tiempo pintaba bien, los Gallos obligados a ganar en casa su primero del torneo. El Atlas fue más peligroso en el inicio del complemento, una supuesta falta dentro del área fue revisada por el VAR, tardaron mucho tiempo en deliberar y el árbitro central después de revisar marcó fuera de lugar.

El recién ingresado por Atlas, Trejo, recibió un pase de Quinñones que lo puso en los linderos del área y tras recorrer varios metros sacó riflazo pegado al poste imposible para Alcalá, el Atlas ya lo ganaba 2­3. El Gallo con poca respuesta, era más peligroso el Atlas solo teniendo a Quiñones. El tiempo transcurrió y con todo y modificaciones, Mauro Gerk no tuvo la fórmula para poder empatar el juego. En el último suspiro del partido apareció Jonatan Torres de cabeza puso el 3­3, premio Iara la insistencia queretana que rescata un punto en casa. Al final lo importante es que brilló el partido por la paz.