EU quiere ayudar en asesinato de Moise

Todavía no ha recibido ninguna petición, dice la Casa Blanca

WASHINGTON.-  La Casa Blanca dijo este jueves que quiere ayudar en la investigación del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, pero aseguró que por ahora no ha recibido ninguna petición de asistencia del país caribeño.

“Nuestro mensaje al pueblo de Haití es que estamos con ellos, y queremos proporcionarles asistencia”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

Sin embargo, Psaki reveló que la Casa Blanca no ha “recibido ninguna petición oficial de asistencia” de las autoridades haitianas, ni para ayudar en la investigación del asesinato de Moïse ni para ninguna otra tarea.

Además, la portavoz evitó respaldar explícitamente la reclamación de Claude Joseph de que le pertenece el puesto de primer ministro, un cargo que le disputa otro político, Ariel Henry.

“Apoyamos a las instituciones (de Haití) y seguimos pidiendo que haya elecciones este año”, respondió Psaki a una pregunta de Efe sobre si respalda a Joseph o a Henry.

“Hemos estado en contacto con el primer ministro interino (Joseph) y coincidimos en su llamamiento a la calma, pero esa es una de las razones por las que hemos pedido que haya elecciones este año”, añadió Psaki en referencia a la pugna entre ambos políticos.

 

Claude, primer ministro  

Más tarde, sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que Washington ve a Claude Joseph como primer ministro de Haití porque ocupaba ese puesto antes del asesinato de Moise y reveló que ha estado en contacto con Henry, quien fue nombrado primer ministro el pasado lunes.

“Él (Claude Joseph) era el titular que estaba en ese cargo, él estaba ejerciendo como primer ministro antes del asesinato del presidente Moise y nosotros seguiremos trabajando con Claude Joseph como tal”, dijo Price durante una rueda de prensa.

Henry, que fue ministro de Interior y Trabajo durante el Gobierno de Michel Martelly (2011-2016), fue nombrado primer ministro el pasado día 5, en el último decreto que firmó Moïse antes de su muerte, pero no llegó a ser investido en el cargo de forma oficial.

En varias entrevistas en las últimas horas, Henry ha manifestado que Joseph “no es primer ministro”, sino que será el canciller del gabinete que él está elaborando y con el que pretende hacer un acercamiento a la oposición para calmar las tensiones políticas hasta la celebración de las elecciones, previstas para el 26 de septiembre.

No obstante, Henry aseguró que su intención “no es echar leña al fuego”, puesto que es necesario “evitar que el país se inflame”, pero le pidió a Joseph que ambos hablen para llegar a un acuerdo.

Desde este miércoles, Joseph ha encabezado dos intervenciones del Gobierno ante la prensa y también se ha encargado de hablar con representantes de la comunidad internacional, entre ellos el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken.  (EFE)