Explotar a García Luna es estrategia política de AMLO

25, enero 2023

Alberto Montoya

Se lo dije varias veces.

Genaro García Luna es para Andrés Manuel López Obrador un bombón, oro molido en época de elecciones.

Un banquete.

Ayer confirmó, sin decirlo, que se aprovechará al máximo el proceso que se ha convertido en espectáculo mediático.

Al reconocer que no se han presentado, hasta ahora, pruebas fehacientes en contra del secretario de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, anunció que “habrá una sección diariamente para informar del juicio, porque es importante que la gente que ve la mañanera esté informada”.

Y le dedicó casi toda la conferencia.

Volvió a acusar a los medios de comunicación y a los periodistas y columnistas de ocultar la información, de no darla a conocer, de proteger los intereses de los hombres del dinero.

Por eso, dijo, se dará cobertura diaria.

¡Y cómo no! Si García Luna pasa a segundo término.

El objetivo ­target, dicen en Estados Unidos ­ es Calderón.

Exhibirlo, criticarlo, atacarlo.

Por ese 0.56 por ciento con el que le ganó las elecciones de 2006 que no le perdona y porque representa al conservadurismo ­palabra que repiten sus leales sin saber, siquiera, lo que significa­, que amenaza en el Estado de México en el relevo de la gubernatura en junio próximo y en elpresidencial de 2024.

Es estrategia política.

Así como lo dijo de las becas y pensiones a pobres hace poco.

­Ayudando a los pobres va uno a la segura, porque ya sabe que cuando se necesite defender, en este caso la transformación, se cuenta con el apoyo de ellos, no así con sectores de clase media ni con los de arriba, ni con los medios ni con la intelectualidad. No es un asunto personal, es un asunto de estrategia política, afirmó.

Es decir, la compra del voto.

Y este informe diario, el manejo del caso, del tema es eso, precisamente: estrategia política. Mantener a la clientela.

BALCONEAN A LAYDA SANSORES

A la gobernadora de Campeche se la aplicaron. Le filtraron textos de WhatsApp en los que presuntamente mensajea con su sobrino Gerardito, al que habría infiltrado en el equipo de Alejandro Moreno Cárdenas, líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Anoche, en su programa televisivo que creó para golpear y para tirarse al piso con Andrés Manuel, llamó estúpidos a quienes lo publicaron, porque no coinciden tiempos y fechas, pero no negó que sean auténticos.

LOS ABSURDOS DE MIER

Ignacio Mier Velazco volvió a decir un absurdo. Que titularse, al concluir los estudios, es un fraude. Dice el coordinador de los diputados de Morena que prefiere a autodidactas que a los que estudian hasta doctorado.

Vámonos: Cuitláhuac García vuelve a hacer el ridículo. El gobernador de Veracruz dijo que los medios tienen la culpa de que la ejecución de una familia, incluidos dos niños, el domingo, fue un escándalo porque se publicó. Y repite el discurso presidencial. El padre era Fernando Pérez El Pino, ex candidato a presidente municipal en Coxquihui.

Deja una respuesta