Inicia guerra civil en Guadalajara

28, marzo 2023

GUSTAVO MARES

Foto: CMEXSPORT

Después de sortear la pausa de la Liga MX por la celebración de la Fecha FIFA, el torneo Clausura 2023 arranca su último tercio hacia la parte más importante del certamen, y para este próximo fin de semana, se disputará el partido más destacado del semestre para la Perla de Occidente, el Clásico Tapatío entre Atlas y Guadalajara.

El Monumental Estadio Jalisco será el escenario de uno de los juegos más esperados por la afición tapatía, un inmueble que vive el futbol, que sabe lo que es este tipo de encuentros, la pasión que genera y el enorme ambiente que se espera este próximo sábado.

Este Clásico Tapatío presenta a unos protagonistas viven realidades diferentes. Si bien Atlas vivió tiempos complicados, acumulando 11 juegos sin poder ganar, ahora va en pleno ascenso en cuanto a rendimiento deportivo y anímico, luego de dos victorias consecutivas, una en Concachampions y otra en la Liga MX, ambas por 4-­0.

En contraparte, los rojiblancos llegan a este partido inmersos en una pequeña crisis, luego de sumar dos derrotas seguidas en la Liga, incluido el Clásico Nacional ante América, en donde fueron exhibidos y goleados al perder en el Estadio Akron 4­-2. El gol no aparece en el Rebaño Sagrado y su rendimiento lógicamente va a la baja.

Realidades diferentes, pero en un Clásico Tapatío las estadísticas, los antecedentes, los momentos que se vivan en la actualidad, quedan de lado; lo que sale a flote es el orgullo, la pasión y las ganas de pasar por encima del rival más odiado en la ciudad.

Para este partido, el club tapatío del Atlas llega con un equipo finalmente completo con la incorporación de Mauro Manotas, con lo cual Benjamín Mora ya tiene más opciones al ataque, sumado a que pareciera que Camilo Vargas, Julián Quiñones, Anderson Santamaría, Aldo Rocha y Luis Reyes, recobran la memoria del buen futbol que habían mostrado hace un año.

Chivas por su parte, tiene la mala noticia de que no podrá contar con su capitán y referente, Víctor “Pocho” Guzmán, quien se hiciera expulsar al finalizar el Clásico Nacional por reclamos hacia el árbitro central. Será duelo de pronóstico reservado.