La Súper Liga de Golf llega al club de Trump

EFE
La flamante Superliga árabe disputará su tercer torneo de la LIV Invitational Series en el National Club de Golf de Bedminster, Nueva Jersey, propiedad del ex presidente estadounidense Donald Trump.
El torneo desató polémica antes de comenzar, no sólo por la disputa que la Superliga árabe mantiene con el PGA Tour y DP World Tour, sino por las críticas que generó entre los familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.
Blanco de las mismas no sólo el exmandatario, sino el sueco Henrik Stenson, recientemente despedido como capitán del equipo europeo de la Ryder Cup al aceptar el convite de la flamante Superliga árabe tras haber ocupado ese cargo durante apenas cuatro meses.
“Stenson será recordado como otro golfista que se vendió a Arabia Saudita, que con su proyecto busca limpiar su imagen de país extremista que provocó al asesinato de 3 mil inocentes en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001”, afirmó Terry Strada, presidente del movimiento “9/11 Families United”.
Pero Stenson no es el único que “sucumbió” a las millonarias ofertas del LIV Golf Invitational Series, que contará también con los estadounidenses Jason Kokrak y Charles Howell III, con tres títulos entre ambos en el PGA Tour.

Ambos golfistas debutarán en la misma justamente en el torneo que albergarán las canchas que son propiedad de Trump y al que también se sumarían su compatriota Cameron Smith, número dos del ranking y reciente ganador de “The Open”, y el japonés Hideki Matsuyama, ganador del “Masters” en 2021.

Diez de los mejores 125 golfistas de la FedEx Cup se pasaron a la Superliga árabe, a pesar de las advertencias de la Liga de Golf de EU, entre ellos los ya mencionados Kokrak y Howell III; además de Brooks Koepka, Talor Gooch, Abraham Ancer, Matt Jones, Carlos Ortíz, Pat Pérez, Hudson Swafford y Matthew Wolff.