Llegada de cubanos exhibirá la vulnerabilidad del sector salud

URBANO BARRERA

 

El arribo de 500 médicos y especialistas cubanos a México para brindar atención en zonas apartadas y  territorio catalogado como “focos rojos” exhibirán la vulnerabilidad  del personal de salud en el país.

El pasado martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció “contrataciones inmediatas”, pero los profesionales de la salud, saben a dónde van y qué territorio pisarán.

Con la Encuesta Médica  Nacional de Riesgo se documentó que entre  2008 y 2015, al menos nueve mil médicos, enfermeras, pasantes y personal de pregrado sufrieron agresiones.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de 2012 a 2019 registró siete mil 214 ataques a los médicos en hospitales.

La Secretaría de Salud (SSa) reconoce entre 2007 y 2015 al menos nueve médicos asesinados.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) reconoce cuatro sólo en un año, además de que las renuncias por inseguridad se incrementaron en todos los estados.

En  2011 fueron siete; 38 en 2012; 42 en 2013; 37 en 2014; 64 en 2015; 91 en 2016, 21 hasta agosto de 2017. De 300 casos 190 corresponden a mujeres.

Quienes han sufrido mayor agresión son la UNAM con 103 casos; el IPN tiene 47 y la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) con 25. Este patrón se repite en 39 instituciones y en las 32 entidades del país.

En los últimos años se han gestado movimientos como:  #yosoymedico17, #niunabatamenos y otros que están muy activos en este momento en redes sociales.

Apenas hace unos días el Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, reconoció que los médicos no se despliegan en el país por la inseguridad y el miedo.

En su presentación reconoce que el número mayor  de vacantes se registra en Tamaulipas con 116, Sonora 77, Chihuahua 43, Veracruz 3, Estado de México 42 y la CDMX 43 casos.

 

Médicos secuestrados

 

El legislador José Ramón Enríquez Herrera, sostiene que el Senado de la República en sus estudios, reconoce que en los últimos años se ha incrementado el número de médicos secuestrados por organizaciones criminales, ya sea para pedir recompensa económica o para atender a delincuentes heridos, entre otras razones.

“Cada vez es más frecuente esta práctica, donde el personal de Salud es llevado a la fuerza para atender a sicarios de los cárteles que operan en diversas zonas del país, asegura el representante popular.

Un informe del Colegio de Médicos indica que doctoras y doctores reciben amenazas directas, y prefieren abandonar su fuente de trabajo, al recibir constantes llamadas de extorsión.

La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Médica Mundial han expresado su gran preocupación por el aumento de la violencia contra el personal del sector salud en México y en el mundo.

Además, el personal de salud se debate entre bajos sueldos, malos tratos de directivos, equipo obsoleto y saturación de trabajo por el alto número de pacientes.

La Norma (NOM 009) indica que se “debe contar con un área exclusiva para habitación, descanso y alimentación en condiciones de privacidad y seguridad en el campo clínico.

Un medio de comunicación externo como: teléfono, radiocomunicador o sistema de internet, cuando existan en la localidad las condiciones de infraestructura para ello”.

 

El gobierno no hace nada 

 

El doctor Julio Bueno, integrante del movimiento #yosoymedico17, señala que existe una preocupación por estos actos: “Se siguen mandando pasantes a las zonas de riesgo y el gobierno no ha hecho absolutamente nada en estos años. Da coraje que exponen a los muchachos a que les pase algo”.

De acuerdo al gobierno de la 4T se están formando 3 mil 790 médicos en el ISSSTE, 4 mil 455 en la SSa y 8 mil 300 en el IMSS para prestar sus servicios.

Ahora las interrogantes son: ¿Qué hará la 4T para que los médicos mexicanos, cubanos, estadounidenses o franceses no estén en riesgo? ¿Cuántos médicos y pasantes han sido agredidos? ¿Cuántas doctoras han sido violadas? ¿Cuántos secuestros y privaciones de la libertad reporta el  gremio? ¿Cuántos han sido ejecutados?