México prepara a científicos ante la próxima pandemia

PATRICIA RAMÍREZ MARTINEZ 

Ante la evidencia científica de que una nueva pandemia de proporciones globales, como la del coronavirus Covid19, es inevitable, instituciones educativas de diversos países, entre las que se incluye la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lanzaron el proyecto transnacional German-Latin-American Center for Infection and Epidemiology Research and Training (GLACIER, por sus siglas en inglés).

Su principal objetivo es colaborar en la formación de recursos humanos, investigación y prevención de enfermedades infecciosas y futuras pandemias.

El programa es dirigido de forma conjunta por la UNAM, el Instituto de Inmunología Médica de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg, el Instituto Leibniz de Bioquímica Vegetal, el Instituto de Virología del Hospital Universitario Charité de Berlín y la Universidad de La Habana.

La secretaria de Desarrollo Institucional de la Universidad Nacional, Patricia Dávila Aranda, explicó que es un trabajo que incluye a investigadores de la UNAM en diferentes áreas y, sobre todo, permite sumar y contar con la experiencia de expertos alemanes y de Latinoamérica, a fin de llevar a cabo estudios, especialmente sobre cuestiones relacionadas con epidemias y salud.

“Es un proyecto muy ambicioso que está en la primera fase y que lo que quieren es organizarse, definir actividades particulares, conseguir fondos y hacer un consorcio que pueda trabajar por muchos años en la investigación”, argumentó.

A su vez, el coordinador de Relaciones y Asuntos Internacionales de la UNAM, Francisco José Trigo Tavera, explicó que es financiado por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, por sus siglas en alemán) sumará en esta ocasión las fortalezas de los participantes para definir grupos de trabajo y una agenda conjunta.

El objetivo es trabajar hacia una sola salud, la interacción entre medio ambiente, agentes de la medicina veterinaria y humana; una triada muy importante que hay que abordar de manera integral.

La directora del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional y líder del proyecto con la DAAD, Ana Elena Escalante Hernández, detalló que si bien comenzó en medio de la pandemia, se tienen logros como la compra de equipos e insumos para un laboratorio que será instalado en la Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad Mérida, específicamente serán incorporados al Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad, del Instituto de Ecología.

“En los equipos se realizará trabajo de microbiología con la idea de monitoreo de patógenos y enfermedades emergentes, para los cuales la UNAM ya cuenta con otros proyectos que no son GLACIER, pero que están relacionados con la búsqueda y caracterización de la fauna silvestre en la Península de Yucatán, justamente; y una parte importante es la secuenciación del material genético; además de un ultracongelador para guardar muestras”, explicó la investigadora.

Silvia Stiefermann, de la DAAD, expresó que para el Servicio Alemán de Intercambio Académico es importante prevenir crisis futuras en el área de la salud y las pandemias que pueden surgir, por lo que GLACIER es esencial para enfrentar las crisis de manera global e interdisciplinaria.

“Es uno de los ocho centros que DAAD apoya con fondos del Ministerio Alemán de Asuntos Exteriores a nivel mundial, y es tan importante e interesante porque no solo incluye a universidades de Alemania y México, sino también de Cuba y Centroamérica. Las crisis nos han mostrado que solo en conjunto podemos enfrentarlas, necesitamos trabajar más, con la colaboración entre países, sobre todo los que enfrentan los mismos retos y es ahí donde queremos apoyar”, afirmó.

Es difícil conseguir recursos, pero es más importante contribuir en la formación de la siguiente generación de líderes o investigadores, un desafío para el que se tienen que encontrar respuestas, refirió Jan Felix Drexler, del Instituto de Virología del Hospital Universitario Charité.

“Estamos construyendo las bases, laboratorios en UNAM, Habana y Costa Rica, que sean de uso no solo para la universidad y los diferentes actores, sino para el consorcio; encontraremos caminos para incluir el intercambio con los países vecinos de México (Guatemala, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá) para crear una red de profesionales que se conocen y trabajan juntos, más allá de las fronteras”, resaltó.

Drexler agregó que con GLACIER se espera mostrar la importancia de impulsar estudios transdisciplinarios, multidisciplinarios, multisectoriales, para convencer a las sociedades y a los tomadores de decisiones de la importancia de tener información científica con alta calidad para proteger la salud, la economía, la sociedad y la paz. “Hay que apoyar en forma de inversión porque si no, estaremos tan despreparados como lo estuvimos en esta pandemia”.