Ni una prueba de que vivan los 43

¡Vaya noticia la que dio ayer Alejandro Encinas Rodríguez!

-No hay indicios de que los 43 normalistas de Ayotzinapa vivan.

Ocho años después de que desaparecieron la noche del viernes 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014 y cuatro después de que iniciara este gobierno, que les prometió hallarlos, la conclusión es la misma.

Pero el dolor de los padres no.

Es más grande.

La promesa de campaña que hizo Andrés Manuel López Obrador se topa hoy con la realidad: los normalistas de Ayotzinapa desaparecieron.

Los desaparecieron.

Y la verdad histórica, esa que se negó, que se criticó siempre desde la entonces oposición, hoy parece eso: la verdad histórica, cuando menos en el hecho de que están muertos.

El funcionario asegura que las conclusiones de las indagatorias, de la reconstrucción de hechos y más son que se trató de un “crimen de Estado”,

en el que estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles.

Que el Ejército pudo intervenir y no lo hizo.

Que desaparecieron a un soldado que habría dado información.

Que han muerto 26 testigos e implicados, algunos asesinados, y que será muy complicado conocer otra verdad.

-Y si eso ya se sabía, ¿entonces para qué hacer sufrir a los padres, para qué hacer más grande el dolor y la herida?, se escuchó en radiopasillo.

IGUAL CON LOS MINEROS

López Obrador fue un ácido crítico de los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña por la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos, allá por 2006.

Y prometió, también en campaña, encontrar los cuerpos.

Rescatarlos y entregarlos a sus deudos.

Hasta ahora, cuatro años después, no lo ha hecho.

Y hoy tiene un problema similar.

Los diez mineros atrapados en Sabinas, Coahuila, lo obligaron hasta a acudir y prometer que los van a rescatar.

A más de quince días, el rescate no se ha concretado y, por el contrario, parece más lejano.

Las complicaciones propias del lugar y el agua que inundó los túneles han impedido que lleguen hasta ellos.

Ayer, reiteró que los van a sacar y que no sucederá lo mismo que en Pasta de Conchos, porque “no somos iguales”.

La esperanza de las familias, en tanto, se diluye poco a poco, se escuchó

en radiopasillo.

SACUDE A MORENA Y DEFIENDEN A MARINA

La bomba que soltó Jaime Bonilla Valdez sacudió a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y la onda expansiva alcanzó hasta Palacio.

Acusar a la actual gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, y a su fiscal, Ricardo Iván Carpio, de tener nexos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) dolió y mucho.

Tanto que desde Palacio Nacional se ordenó al líder de los morenos, Mario Delgado Carrillo, y a los gobernadores de Morena publicar un desplegado en el que manifiestan su apoyo a la mandataria.

El discurso del empresario y ex gobernador, de vuelta en el Senado, en la tribuna, encendió alarmas con su amigo Andrés Manuel.

Acusa mano azul -panista- porque el esposo de la gobernadora, Carlos Torres, es del PAN.

– “No me ayudes compadre”, pareció escucharse, cuando está en agenda la elección para gobernador del Estado de México en 2023 y la presidencial en 2024, se escuchó en radiopasillo.

radiopasillo@ova.com.mx