Niega Rusia a EU revisar sus plantas nucleares

Oficialmente

Informa a Washington su decisión por los canales diplomáticos habituales

Moscú, Rusia.- Rusia suspendió ayer lunes las inspecciones de sus instalaciones nucleares por parte de Estados Unidos en el marco del tratado START III, que limita el armamento estratégico y expira en 2026. El Ministerio de Exteriores ruso explica que Moscú se ve obligado a tomar esa medida debido a las “sanciones unilaterales” adoptadas por Occidente debido a la campaña militar rusa en Ucrania, que le impiden realizar en territorio estadounidense las inspecciones contempladas por el tratado.

Moscú informó este lunes a Washington por los canales diplomáticos habituales de su decisión de suspender “provisionalmente” las inspecciones.

La nota oficial arguye que la actitud estadounidense no tiene en cuenta “la realidad existente”, que ignora tanto la paridad como la igualdad de derechos estipulada por el último tratado nuclear entre ambas superpotencias, situación que considera “inaceptable”.

Recuerda que debido a las sanciones contra Rusia, no hay comunicación aérea normal con EU, además de que el espacio aéreo de sus aliados está cerrado para los aviones rusos.

La mismas restricciones no se aplican en relación con los inspectores estadounidenses, motivo por el que la parte rusa se dirigió a su contraparte, pero sin recibir respuesta, precisa.

En caso de no solucionar todos estos problemas, advierte, el régimen de inspecciones en el marco del START III no puede ser reanudado, paso que sería “prematuro”.

Rusia aboga por cooperar con EU en este terreno, aunque llama a la Casa Blanca a no forzar la reanudación de las inspecciones nucleares con medidas contraproducentes y a tener en cuenta la realidad actual, incluido los riesgos vinculados con la situación epidémica debido al reciente aumento de los casos de covid-19.

Además de insistir en que la suspensión es provisional, algo que permite el documento, resalta que Moscú se mantiene fiel al tratado, que considera un “importantísimo instrumento de mantenimiento de la estabilidad y seguridad internacional”.

El anuncio se produce una semana después de que el presidente de EU, Joe Biden, propusiera a Moscú inmediatas negociaciones para la firma de un nuevo tratado nuclear.

Eso sí, Biden advirtió de que toda negociación “requiere de un socio dispuesto a operar de buena fe” y recordó que “la agresión brutal e injustificada de Rusia en Ucrania ha hecho añicos la paz en Europa y constituye un ataque contra los principios del orden internacional”.