Panistas y priistas, en la mira de la FGR

En el radar de la Fiscalía General de la República (FGR) se encuentran políticos panistas y priistas señalados por Emilio Lozoya Austin, ex titular de Petróleos Mexicanos, por presuntos sobornos ligados al caso Odebrecht.
Fuentes ministeriales informaron que conforme el Ministerio Público Federal obtenga pruebas de los hechos contra Ernesto Cordero, Ricardo Anaya, Francisco García Cabeza de Vaca, Salvador Vega Casillas y contra el priista David Penchyna Grub, irá judicializando los casos ante el juez.
Hasta el momento, el único procesado por la denuncia de Lozoya Austin es el exsenador panista Jorge Luis Lavalle Maury, quien la madrugada del viernes fue ingresado al Reclusorio Norte tras ser acusado en audiencia de imputación de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho.
El lunes se decidirá si es vinculado a proceso.
Emilio Lozoya Austin habría destinado 404 millones de pesos de los sobornos de Odebrecht, a la compra de votos para la aprobación de las reformas estructurales en el sexenio de Enrique Peña Nieto, entre 2013 y 2014.
Según la FGR, el exdirector de Pemex señaló en la denuncia de hechos que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso le ordenaron entregar 120 millones de pesos a cinco senadores y un diputado.
Asimismo, dijo que ambos políticos priistas le dieron instrucciones para que otorgara 84 millones de pesos a varios legisladores, y a un secretario de finanzas de un partido político, a quien después se le entregaron más de 200 millones de pesos para dirigirlos a las reformas estructurales.
Los políticos acusados de recibir sobornos para aprobar la Reforma Energética, con la que se abrió el sector a la iniciativa privada, están los panistas y exmilitantes del PAN, Ernesto Cordero, exsenador; Ricardo Anaya, excandidato presidencial; Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas; Jorge Luis Lavalle Maury, exsenador; Salvador Vega Casillas, exsenador, así como el exsenador del PRI, David Penchyna Grub.