Por fe, devoción y agradecimiento, vuelven Nazarenos a Iztapalapa

POR LILLIAN REYES Aunque en menor medida, los nazarenos regresaron a las calles de Iztapalapa, para cumplir con sus mandas y este año, también, como una forma de agradecer que muchos sobrevivieron a la pandemia de Covid-19. Entre los nazarenos se puede observar a niños, jóvenes, hombres y mujeres, aunque una característica se repite, muchos de ellos cargan cruces de quienes ya no están. Uno de ellos, Ernesto Rivera, originario de Santa Bárbara, quien lleva a cuestas la cruz que fuera de su padre, con un peso de 170 kilos y que por más de 15 años agradeció la recuperación de su esposa, Doña Sofy, quien acompaña ahora a su hijo en su silla de ruedas. “El covid nos limitó durante dos años, pero Dios sabe que ahora más que nunca estamos agradecidos y por eso no fallamos. Mi papá murió el año pasado, todos nos enfermamos. Pero aquí estamos y estaremos si Dios nos los permite”, señala Ernesto. Este año, se informó que los nazarenos aún no volverían a las calles para evitar tumultos y aglomeraciones, pues la pandemia aún sigue, sin embargo una parte salió a cumplir con sus mandas por su fe, devoción y tradiciones.